Megan Fox revela sus problemas de dismorfia corporal

Megan Fox revela sus problemas de dismorfia corporal

Cada vez son más las celebrities que no tienen reparos en hablar sobre sus problemas de salud mental y sobre sus complejos, una generosa actitud con la que ayudar a otras personas que están pasando por la misma situación y dar visibilidad a estos problemas. Mujeres como Lady Gaga, Katy Perry o Selena Gomez han abierto su corazón en más de una ocasión y ahora ha sido Megan Fox la que ha querido hablar públicamente sobre su problema de dismorfia corporal.

La actriz ha revelado en una entrevista que padece dismorfia corporal, un trastorno de salud mental en el que no se puede dejar de pensar en uno o más defectos percibidos, que parece menor o incluso puede no ser visto por los demás. Megan Fox ha confesado a la edición británica de GQ Style que podemos mirar a alguien y pensar que esa persona es muy guapa y su vida debe ser muy fácil pero lo más probable es que no se sientan así consigo mismos, reconociendo que ella tiene muchas inseguridades profundas.

https://www.instagram.com/p/CTz1bKYl0gw

A post shared by Megan Fox (@meganfox)

Esta no es la primera vez que Megan Fox habla de sus problemas de salud mental. En 2019, reveló en una entrevista para Entertainment Tonight cómo le afectó haberse sentido sexualizada durante años por los medios de comunicación y la industria del cine: «Creo que tuve un colapso psicológico en el que no quería hacer nada. No quería que me vieran, no quería tener que hacerme una foto, caminar sobre una alfombra roja, no quería que me vieran en público por el miedo o la creencia a que se burlaran de mí».

Megan Fox no es la única cara conocida que ha sufrido problemas de dismorfia corporal. Junto a ella, también lo ha hecho público Tallulah Willis, la hija menor de Demi Moore y Bruce Willis. La joven de 27 años decidió contar en un post de Instagram su testimonio sobre esta enfermedad. «Me castigué por no parecerme a mi madre, después de que me dijeran que era idéntica a mi padre desde que nací. Me molestaba el parecido ya que creía totalmente que mi cara «masculina» era la única razón de mi falta de amor – ¡FALSO! Yo era/soy intrínsecamente valiosa y digna, en cualquier etapa de la vida, en cualquier tamaño, con cualquier tipo de cabello. (Al igual que tú)», escribió explicando con detalle cómo ha sido para ella enfrentarse a este trastorno durante casi toda su vida.




Fuente: Leer Artículo Completo