Olfo Bosé recuerda el secuestro a manos de su padre: ”Quería hacer sufrir a mi madre”

Olfo Bosé recuerda el secuestro a manos de su padre: ”Quería hacer sufrir a mi madre”

Rodolfo Salvatore, conocido popularmente como Olfo Bosé, ha recordado en ‘Viernes Deluxe’ el dramático secuestro que vivió por parte de su padre. El hijo de Lucía Dominguín tenía seis años cuando su progenitor, en compañía de su hermana Bimba Bosé, se lo llevó a Estados Unidos, impidiendo así que la hermana de Miguel Bosé pudiera ver a sus hijos. “Llevo una temporada que lloro más de lo habitual”, indicó tras ver un resumen de la entrevista que su madre concedió recientemente en el programa para hablar de este asunto. “Tengo recuerdos muy vivos de aquello, aunque he logrado superar ese trauma. He conseguido perdonar tanto a mi padre como a mi madre”, apuntó.

“En ningún momento llegué a sentir que estaba secuestrado porque estaba con mi padre. Tan solo sentía un distanciamiento de mi padre hacia mí”, expuso. Y es que el miembro del clan Bosé explicó que su padre se desentendió bastante tanto de él como de Bimba, llegando incluso a drogarle para aplacar su hiperactividad: “En Estados Unidos aconsejaron a mi padre drogarme. Tengo recuerdos fotográficos de aquello. Él ya había rehecho su vida y tenía otros hijos”.

A su vez, recordó que nunca echaron de menos a Lucía porque les habían lavado el cerebro para que la olvidaran. “A mí me dijeron que mi madre no me quería y también sentía que ellos no me querían […] Cuando digo que a mi madre la he tenido también que perdonar es porque la hice partícipe de una culpa que no era suya”. Sobre el motivo que llevó a su padre a raptarlos, Olfo se mostró contundente: “La razón principal es que quería hacer sufrir a mi madre. Lo he entendido con el tiempo y eso ha formado parte de mi proceso de perdón. Mi padre no quiso contestarme cuando le pedí explicaciones”.

Después de confesar que desde muy pequeño se sintió rechazado, explicó el porqué del frío encuentro con su madre cuando apareció por Estados Unidos para recuperarlos. “Teníamos metido en la cabeza que esa mujer no nos quería […] Mi madre aprendió muchas cosas sobre el perdón por parte de Bimba y eso la ayudó a perdonar a mi padre”. Además, definió su regreso a España como un poco raro. “Volvíamos de un proceso muy duro, con un juicio de por medio y todo aquello estaba a flor de piel. Mi madre nos ganó con amor incondicional y un buen caldo de gallina”, sentenció.


Fuente: Leer Artículo Completo