Por qué Sálvame e Informativos Telecinco tienen la estrategia más chiflada y divertida de la televisión para subir la audiencia (que tiene llorando de risa a media España)

Por qué Sálvame e Informativos Telecinco tienen la estrategia más chiflada y divertida de la televisión para subir la audiencia (que tiene llorando de risa a media España)

La estrategia lleva en marcha varios meses y da cuenta de la escalada que estamos viendo en Telecinco con el objetivo de llevar todos sus programas a la máxima audiencia. De hecho, forma parte de una explotación brutal de los recursos clásicos de Mediaset: la información rosa más bien cruda; el sexo cada vez más explícito y el sentido del humor, crecientemente descacharrante.

La chufla más chiflada y la mofa más descarada prologa desde hace semanas el informativo de la noche de Pedro Piqueras, que empieza sin solución de continuidad (sin anuncios ni cortinilla) tras la traca final de Sálvame. Resultado: que su cara aparezca al lado de Paz Padilla bailando, Anabel Pantoja desnuda o una Raquel Mosquera convertida en presentadora. Su cara de póker. Su cara de póker, pese lo que le pese, es lo viral.

Tenemos que echar la vista atrás para recordar la presentación del telediario que Jorge Javier Vázquez encargó a Raquel Mosquera y que desencadenó una reprimenda seria al presentador de Sálvame: ante el enfado del equipo de informativos, Vázquez se limitó durante semanas a dar paso, muy serio, a las noticias.

Con el paso del tiempo, la forzada seriedad se ha ido relajando, hasta llegar a un nuevo punto de surrealismo, ahora aceptado por ambas partes (la cara de resignación de Piqueras es un poema). No es que informativos acepte aparecer como una extensión del jolgorio de Sálvame, pero necesita la expectación y el aumento de audiencia que conlleva.

Carlota Corredera ha explicado que el equipo no está guionizando esas transiciones locas, sino que ocurren naturalmente, como un relajo de la tensión tras cuatro horas de programa que van ‘in crescendo’. A pesar de las críticas, opina que son “una absoluta fantasía”, aunque sostiene que ni se quieren reír de la situación del país ni del trabajo que hacen sus compañeros en las noticias. Está claro.

Lo cierto es que la inventiva de Telecinco no tiene fronteras, y sin querer se han inventado un nuevo microespacio televisivo que podría terminar configurando un género en sí mismo. ¿Por qué no reconvertir las clásicas cortinillas en este tipo de sketchs impactantes? Seguramente no tenemos que darle ninguna idea a las productoras de televisión y ya lo están pensando. O grabando.

Fuente: Leer Artículo Completo