Primeras palabras de Claire Liebaert, madre de Iñaki Urdangarin

Primeras palabras de Claire Liebaert, madre de Iñaki Urdangarin

  • Todo lo que debes saber de Ainhoa, la amiga de Urdangarín.
  • Iñaki Urdangarín habla de las fotos con una amiga en la playa.
  • La vida de Iñaki Urdangarín en imágenes.

    La madre de Iñaki Urdangarin ha roto el silencio. Claire Liebaert se ha pronunciado sobre las polémicas fotografías del ex duque de Palma paseando de la mano de una mujer en las playas de Bidart. Fue le pasado martes, antes de que saliesen a la luz públicas las instantáneas del marido de la infanta Cristina con Ainhoa cuando la exsuegra de la duquesa de Palma comentó las fotografías. Cuando le preguntaban si estaba al tanto de la situación, la progenitora del que fuera duque de Palma ha respondido brevemente con un «sí, sí, tranquilo», le decía al reportero del programa ‘Viva la vida’ a través del telefonillo.

    Tras confirmar estar al tanto de todo lo que se venía encima, declinaba amablemente hacer más declaraciones al señalar que «como comprenderán, no voy a hacer ningún comentario», zanjaba en ese instante.

    Para ella, tampoco será está siendo una situación fácil, pues siempre ha mantenido una excelente relación con Cristina de Borbón.Claire Liebaert se convirtió en el mayor apoyo de la Infanta cuando su marido se encontraba en prisión. Pero no solo Cristina, la infanta Elena también se lo pasaba muy bien con la familia Urdangarin. Motivo por el que acudía todas las Nocheviejas a Vitoria para celebrar con la familia de Iñaki Urdangarin el fin del año.

    Sin embargo, este año no fue así, y la hija mayor de don Juan Carlos no estuvo en la capital del País Vasco celebrando esta fiesta tan señalada y se fue con unos amigos a una finca a última hora.

    Por su parte, la madre Ainhoa también ha realizado unas escuetas declaraciones sobre cómo se encuentra tras saltar la noticia de impacto, afirmando que «estoy muy bien, muy amable», decía Antonia desde su domicilio a la periodista de ‘Socialité’ que hablaba con ella por telefonillo. Ellos siempre han afirmado que son una «familia normal» que se han visto salpicados por este escándalo. Viven en un barrio obrero de Vitoria, donde este fin de semana Ainhoa se ha refugiado, dejando el viernes por la noche el domicilio que comparte con su marido y sus dos hijos.

    Fuente: Leer Artículo Completo