¿Qué fue de la familia alemana de Felipe de Edimburgo?

¿Qué fue de la familia alemana de Felipe de Edimburgo?

Cuando aún era sólo un pretendiente para la entonces princesa Isabel de Inglaterra, la condición de extranjero de Felipe de Grecia y Dinamarca era un tema recurrente de conversación. A pesar de haberse criado en Inglaterra y de haber estudiado en Escocia –en el internado de Gordonstoun–, a Felipe se le consideraba un extraño en según qué círculos, algo que llevó a la decisión de otorgarle la ciudadanía británica antes de de la boda real, y de quitarle sus títulos de Grecia y Dinamarca. Pero, además de ser medio danés (su familia había heredado el trono de Grecia, pero no eran precisamente griegos), también era medio alemán por parte de madre: Alicia de Battenberg, princesa de la Casa de Hesse.

En imágenes

La vida de Felipe de Edimburgo en imágenes: el hombre que caminaba "tres pasos por detrás" de Isabel II

Así que no resulta sorprendente que las cuatro hermanas mayores de Felipe se casasen con hombres de las aristocracia y la realeza alemana, sobre todo porque las cuatro se habían criado en Alemania tras el exilio familiar de Grecia. Algo que tendría consecuencias trágicas para el futuro duque de Edimburgo: no sólo tendría que enfrentarse a sus cuñados durante la Segunda Guerra Mundial desde el bando aliado, sino que además ninguna de sus hermanas fue invitada a su boda con la princesa Isabel en 1947.

La mayor de sus hermanas, la princesa Margarita, se casó con el príncipe Gottfried de Hohenlohe-Lagenburg de Alemania, un bisnieto de la reina Victoria, en 1931. La pareja tuvo cinco hijos, cuatro príncipes y una princesa: Kraft, Beatrix, Georg Andreas, Rupprecht y Albrecht. A pesar de ser los más separados por los años, Felipe y Margarita aparentemente siguieron en contacto hasta la muerte de ella en 1981, y Margarita fue una de las madrinas de la princesa Ana.

En ese mismo 1931 hubo otra boda familiar más, la de la siguiente hermana de Felipe, que pasaría de ser princesa Teodora a margravina de Baden tras su matrimonio con Berthold de Baden. Teodora y Felipe estaban bastante unidos, y el duque hasta llegó a vivir con una temporada en Alemania despúes de que a la madre de ambos la ingresasen en un sanatorio suizo. Hasta les fotografiaron juntos en una visita oficial a Alemania Occidental en 1965.

Teodora y Berthold tuvieron tres hijos. Los dos sobrinos varones de Felipe, Maximilian, margrave de Baden y el príncipe Ludwig de Baden, posaron juntos con el duque hace tan sólo cuatro años, cuando le visitaron con motivo del 70 aniversario de la boda con Isabel. Su sobrina, la princesa Margarita de Baden, vivió en Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial, mientras se formaba como enfermera en el Hospital de Saint Thomas. También fue invitada a la coronación de Isabel II en 1952, mientras que su madre Teodora visitó de vez en cuando el Reino Unido hasta su muerte en 1969.

Dos de los miembros más relevantes en la actualidad de esa rama de la familia de Felipe son sus sobrinos-nietos Bernhard, príncipe y margrave heredero de Baden, y la princesa Katarina de Yugoslavia, experta en protocolo.

A Felipe y su tercera hermana, la princesa Cecilia, los separaban 10 años. Cecilia murió de forma trágica cuando Felipe tenía 16 años. Estaba casada con George Donatus, gran duque heredero de Hesse y el Rin. La boda también tuvo lugar en 1931, y la pareja tuvo cuatro hijos, tres de los cuales fallecieron en el accidente aéreo que se llevó por delante a la familia (el más joven de ellos habría nacido durante el trayecto). La única hija que no iba en el avión, Johanna, también falleció. De meningitis, cuando tenía dos años.

Hoy, el último descendiente de esa rama es un pariente político de Felipe, descendiente del marido de Cecilia: Heinrich Donatus, príncipe heredero de Schaumburg-Lippe.

https://www.instagram.com/p/CFNPOBJH7z9/

A post shared by ⚜️ Madameei ⚜️ (@madameei)

La más joven de las hermanas, y la más contemporánea de Felipe, la princesa Sofía, pasó un tiempo en Balmoral con la futura reina y Felipe, tras la boda real de 1947, a la que no pudo acudir por sus vínculos nazis (su primogénito se llamaba Adolf por Hitler). Aunque era la más joven, fue la primera de las hermanas en casarse, con el príncipe Christoph de Hesse, en 1930. La pareja tuvo cinco hijos antes de que, por desgracia, Christoph falleciese en un accidente aéreo en 1943. Sofía volvia a casarse, no sin polémica: primero el rey Jorge VI dio su aprobación para su boda con el príncipe George William de Hanover. Un consentimiento que retiró –y es la única vez que ha sucedido algo así– debido a la guerra contra Alemania. La pareja se casó igualmente, y tuvieron tres hijos.

Sofía y Felipe estuvieron bastante unidos durante años, y no era infrecuente verla en eventos de la agenda real, incluyendo la Feria de Caballos de Windsor. Incluso fue elegida para ser una de las madrinas del príncipe Eduardo. A su vez, el duque de Edimburgo fue el padrino de dos de los nietos de su hermana: la princesa Maria Tatiana de Yugoslavia y su hermano, el príncipe Christoph de Yugoslavia. Al morir Sofía en 2001, Felipe se quedó sin familia directa.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo