Rosa López se dirige a Chenoa como su ‘compañera’

Rosa López se dirige a Chenoa como su ‘compañera’

  • Gran belleza y gran voz: los cantantes españoles más guapos
  • Las 60 actrices españolas más guapas: descubre quiénes son
  • Los 55 actores más guapos de España (y con talento)

    Rosa López ha sido una de las últimas invitadas al programa ‘Mediafest Night Fever’ en el que han participado varios excompañeros de la primera edición de ‘Operación Triunfo’. Natalia o Manu Tenorio que descubrió la unión especial que tenía con Ana María Aldón en uno de los últimos programas. En esta ocasión la invitada ha sido la ganadora de ‘OT 1’. La relación de la cantante y Chenoa ha estado en boca de todos en las últimas semanas después de que Chenoa aclarase el tipo de amistad que tenía con Rosa López, dejando claro que solo es su amiga. Todo esto sucedió en el cumpleaños de Natalia, la benjamina del grupo que celebraba su 40 cumpleaños y al que Rosa López no fue invitada.

    Aprovechando la polémica, Omar Súarez, en su entrevista con Rosa le hizo escoger entre dos opciones. Y entre las preguntas, le formuló una de lo más complicada,la ganadora de ‘Operación Triunfo 1’ tenía que mojarse y le costó especialmente una en la que aparecía Chenoa. La cantante ha tenido que elegir entre ella y David Bisbal.

    Rosa no quería mojarse y le ha preguntado al resto de los presentes su opinión. «Esto no se hace, no puedo, no puedo», dejaba claro la ganadora de la primera edición del ‘talent show’ que revolucionó el mundo de la industria musical.

    «Tengo que elegir entre dos compañeros. Es como decir mi madre o mi padre», comenzó justificándose la cantante. «Hace poco vi a David, pues David. Pero antes también vi a Laura. O sea que maravilla los dos», continuó, sin acabar de posicionarse ni hacer mención explícita a su conflicto con Chenoa.

    Poco después, cuando María Patiño y Adela González señalaron que no se había mojado, Rosa definió con palabras lo que había sentido cuando la preguntaron por la que consideraba su amiga: «Madre mía, me ha llegado el corazón al cuello. Si me da un infarto no os preocupéis».

    Fuente: Leer Artículo Completo