Sara Carbonero y Dani Rovira, sinceros ante la enfermedad

Sara Carbonero y Dani Rovira, sinceros ante la enfermedad

  • Los rumores de Sara Carbonero e Íker Casillas sobre su separación.
  • Sara Carbonero se derrumba en la radio al acordarse de sus hijos


    Sara Carbonero
    ha tenido en su sección de Radio Marca, ‘Que siga el baile’ a un invitado de lo más especial para ella. Ambos han vivido momentos complicados por el cáncer y la periodista estaba deseando entrevistarle. El invitado en sentarse a los micrófonos era Dani Rovira.

    Los rumores por su supuesta separación no han impedido que Sara Carbonero continuase con una de las cosas que más le gusta hacer: su trabajo. Ella siempre se intenta mantener lejos de las polémicas y mantiene, junto a Íker, su vida personal muy en secreto. Dejando esos comentarios a parte, la periodista y el cómico han disfrutado de una gran charla y han puesto en común muchas vivencias tras sus respectivos cánceres. El malagueño fue diagnosticado con linfoma de Hodgkin hace un año y ha estado tratándose con radioterapia después de ser operado, consiguendo quedarse en remisión tras una ardua lucha contra la enfermedad. Sara coincide con él, ya que también ha conseguido superar a su propio cáncer tras haber pasado por el quirófano en dos ocasiones.

    “Cuando te pasa una enfermedad como la nuestra, y tú sabrás de lo que hablo, Sara, antes de que te pase nos creemos inmortales y que las balas le llegan a otros. Y cuando te llega a ti, más allá del mejunge de emociones, es una cura de humildad terrible”, le comentaba el actor a la presentadora. Dani y Sara han hablado desde el corazón, muy sinceros. “Te recordarían la frase ‘rendirse no es una opción’…”, le preguntaba Sara. Ambos lo han pasado realmente mal y se han sentido muy apoyados el uno en el otro. Nadie como ellos saben lo que han pasado. No hay más que fijarse en los ojos de Dani y Sara al hablar de este tema. Ha sido una entrevista de lo más emocionante y para ellos eso es lo importante, ¡Vivir! y no preocuparse de lo demás.


    Fuente: Leer Artículo Completo