Semana del orgullo: A los 87 años, posando con su pareja y vía Instagram: así ha mostrado el duque Francisco de Baviera que es gay

Semana del orgullo: A los 87 años, posando con su pareja y vía Instagram: así ha mostrado el duque Francisco de Baviera que es gay

Francisco, duque de Baviera se ha unido, a los 87 años, al listado de miembros de la aristocracia europea que no teme mostrar al conservador mundo royal que son homosexuales. Una lista muy corta que apenas está integrada por el primo de la reina Isabel II, Lord Ivar Mountbatten, que protagonizó la primera boda gay de la familia Windsor en 2018, y en España por la estilosa y aristocrática María Juncadella Hohenlohe o la más antigua, pero siempre pionera, Luisa Isabel Álvarez de Toledo, la duquesa roja que se casó con una mujer justo antes de morir. ¿Pero es que acaso la homosexualidad está reñida con los títulos nobiliarios?

Quién Federico de Baviera, el duque gay de Alemania

La tradición dictamina que así es, por eso homosexuales conocidos, como el tío de la reina de Inglaterra, Jorge de Kent, acabó casado con Marina de Grecia y Dinamarca a pesar de que llevaba 19 años de romance con el dramaturgo Nöel Coward. Por eso gestos como el protagonizado por el duque de Baviera, jefe de esta casa real alemana, son tan importantes.

Para oficializar ante el mundo su relación Franz von Bayern ha posado en dos retratos con su compañero de toda la vida, Thomas Greinwald. Las imágenes han sido captadas por el fotógrafo y retratista royal (ante su cámara ya ha posado la reina Máxima de los Países Bajos) Erwin Olaf en el palacio de Nymphenburg, en Múnich, y han formado parte de una exposición y publicadas vía Instagram y Twitter.

Obviamente la pareja no es la primera pareja gay de la aristocracia, pero el gesto del duque conserva todo su simbolismo y valor, al fin y al cabo es el primer jefe de una casa real que da el paso de posar oficialmente con una pareja de su mismo sexo. Con 33 años (en 1966), Francisco de Baviera asumió la jefatura de la casa de Wittelsbach, la misma que gobernó en la región alemana de Baviera hasta 1918.

A pesar de que seguramente recibió todo tipo de presiones para ello, el duque jamás ocultó su orientación sexual ni intentó esconderse tras un matrimonio de conveniencia para aportar a la dinastía unos herederos. Nunca se ha casado y nunca ha tenido hijos y cuando él muera, su hermano será quien herede el título y la labor de ser el jefe de la casa. Dudamos que lo haga con sorpresa final, como ha hecho su hermano.

Fuente: Leer Artículo Completo