Shaila Dúrcal recuerda a su madre: “Han pasado 15 años y no hay día que no me acuerde de ella”

Shaila Dúrcal recuerda a su madre: “Han pasado 15 años y no hay día que no me acuerde de ella”

Shaila Dúrcal ha vuelto a España para instalarse en Madrid con su marido, Dorio Ferreira, y Aitana, la hija de éste. En su regreso ha querido visitar por primera vez ‘Sábado Deluxe’ en la semana que, precisamente, se cumplen 15 años del fallecimiento de su madre, Rocío Dúrcal, de quien asegura guardar preciosos recuerdos. Ha contado que tuvieron la suerte de poder despedirse de ella: “En estas enfermedades hay un proceso, sabíamos que se estaba yendo y nos dio tiempo a despedirnos y a reunir a la familia, decirle ‘mamá vete tranquila, estamos todos aquí'”.

“El mejor recuerdo que tengo de mi madre son sus canciones, y ver que siguen vivas en la gente…”, confiesa emocionada. “La felicidad que siento cuando veo que mi madre sigue acompañando a la gente con su música“.

Shaila no ha podido contener las lágrimas al repasar los momentos más icónicos de su madre en televisión.

Aunque no tiene intención de convertirse en madre biológica, considera a Aitana como si lo fuera: “Tiene una madre maravillosa pero para mí también es como una hija, es mi compi, ya tiene 16 años”, desvela orgullosa.

Como ha vivido de cerca los conflictos familiares cuando sus hermanos llevaron a juicio a su padre, no ha dudado en pronunciarse sobre el conflicto Pantoja: “Los siento parte de mi familia y no me gusta ver que lo están pasando mal. Pongo ahí mis mejores deseos”. “Mi madre e Isabel Pantoja no eran grandes amigas pero se llevaban bien”.

Su vida ha estado muy ligada a la de Rocío Carrasco, y es que sus madres fueron grandes amigas y compartieron numerosos momentos en su infancia y juventud ¿Cómo ha reaccionado al documental? “Sufro mucho cuando alguien lo pasa mal, la quiero mucho y quiero mucho a su familia, pero no me meto a opinar… Le mando mi apoyo y ojalá que salga adelante”.

Habla de su accidente

La pérdida de parte de su dedo causó un trauma en Shaila, que ha querido desvelar que tardó en contarlo porque le costó mucho asumirlo y por miedo a lo que le pudiera pasar a sus perros: “Perdí parte del dedo al intentar separar a mis perros cuando se estaban peleando”.

Fuente: Leer Artículo Completo