Tamara Falcó, emocionada, cuenta las últimas horas de su padre

Tamara Falcó, emocionada, cuenta las últimas horas de su padre

  • La vida de Tamara Falcó: la hija de Isabel Preysler enamorada de la cocina y marquesa de Griñón

    Este 19 de noviembre, Tamara Falcó celebraba su 40 cumpleaños en el Palacio de Santoña con un gran fiestón donde deleitó a sus invitados con un menú elaborado por ella misma. A esa fiesta acudieron más de 150 invitados y entre los asistentes no quisieron fallar las personas más importantes para la cumpleañera: su madre Isabel Presyler, su hermana Ana Boyer, su cuñado Fernando Verdasco y su novio, Iñigo Onieva.

    Este 2021 ha sido un año muy especial para la marquesa de griñón. Gracias a su participación en ‘MasterChef Celebrity’, a Tamara le entró el gusanillo de la cocina y se embarcó en este mundo estudiando en una de las mejores escuelas de alta cocina. Tamara consiguió su título de chef en la escuela Le Cordon Blue de Madrid y ha sacado a la venta un libro en donde muestra las mejores recetas de su familia.

    Este 24 de noviembre, Tamara Falcó no ha querido faltar al programa ‘Lazos de Sangre’, puesto que esta noche iba dedicado a la vida de su padre, el marqués de Griñón. Carlos Falcó falleció en marzo de 2020 víctima de coronavirus y su hija ha hablado, por primera vez, de cómo vivió la pérdida de su progenitor, al que estaba muy unida. La colaboradora sentía mucho apego por su padre, le adoraba y formaban un tándem perfecto.

    «Qué suerte haber tenido un padre tan bueno. Le echo tanto de menos porque ha sido tan bueno, tan especial, tan cariñoso… Es un regalo que me ha dado él y me siento súper privilegiada», y dejaba claro la joven que algún día: «Quiero hablarle a mis hijos de su abuelo, quiero hablarles de lo señorazo que era».

    La colaboradora de ‘El Hormiguero’ se emocionaba al recordar cómo se enteró que su padre iba a perder la vida. «Mi hermano Manolo le gestionó una ambulancia y se lo llevan al hospital y ahí él se asusta. Pero desde el hospital manda mensajes muy optimistas. Cada vez que hablábamos con él iba perdiendo más la respiración, le costaba acabar las frases… Fue todo muy rápido. Lo llevaron a la UCI y yo ahí no sabía que ya no iba a responder», ha explicado Tamara con los ojos vidriosos.

    Fuente: Leer Artículo Completo