Un amor adolescente, una herencia millonaria y el drama de una familia en ruinas: las tres claves de la vida de Rocío Carrasco

Un amor adolescente, una herencia millonaria y el drama de una familia en ruinas: las tres claves de la vida de Rocío Carrasco

Rocío Carrasco romperá su silencio después de 25 años. La cadena de televisión que lo ha conseguido lo anuncia a bombo y platillo, los medios buscan las reacciones de su entorno, su hija Rocío Flores –que hasta hace poco mantuvo la esperanza de una reconciliación con su madre- se muestra enfadada y esquiva, a su exmarido Antonio David Flores lo ha pillado por sorpresa y según el entorno de la hija de Rocío Jurado, las declaraciones que podremos escuchar este domingo son más que necesarias. ¿Cómo llega la que un día fue una familia bien avenida a protagonizar semejante drama?

https://www.instagram.com/p/BE3_dPxH3H2/

Una publicación compartida de Cirope de Freza (@ciropedefreza)

Un amor adolescente convertido en matrimonio con hijos

Cuando conoció a Antonio David, Rocío Carrasco tenía 17 años. Poco después se fueron a vivir a Argentona, donde él estaba destinado como guardia civil y cuando ella estrenó la mayoría de edad (y él tenía 20 años) se casaron en Yerbabuena, la finca propiedad de Rocío Jurado.

https://www.instagram.com/p/B2SMRo1i8Je/

Una publicación compartida de H I S T O R I A D E S P A Ñ A (@esunescandalo)

Se dieron el sí quiero el 31 de marzo y en octubre de ese mismo año (1996), vino al mundo Rocío Flores Carrasco, la primera hija del joven matrimonio. En 1998 nacería David Flores Carrasco. En diciembre de 1999 se divorciaron y dio comienzo uno de los procesos judiciales más largos y duros del famoseo patrio.

Ambos luchaban por la custodia de sus hijos. Inicialmente fue Rocío Carrasco la que se hizo cargo de los menores (al padre se le concedieron fines de semanas alternos y la mitad de las vacaciones), pero en 2005 cambió el régimen y pasó a ser –por mutuo acuerdo- una custodia compartida. A partir de ese momento, los hijos pernoctaban quince días con cada progenitor de forma alternativa y las vacaciones se repartían a partes iguales.

En septiembre de 2016, tras 16 años de relación sentimental, Rocío volvió a contraer matrimonio con el empresario Fidel Albiac, al que muchos acusan de haber malmetido en las relaciones con su entorno (como se escucha en el tráiler promocional del documental sobre la vida de Rocío Carrasco).

https://www.instagram.com/p/BOrpGfUjR00/

Una publicación compartida de NachoJfoster /Davenport Palace (@nachojfoster)

Cómo, con la marcha de Rocío, quedó todo empañado

Cuando Rocío Jurado murió a causa de un cáncer de páncreas, la familia se mostró unida inicialmente. Los mismos familiares que acabaron por lanzarse cuchillos en forma de palabras decían que la de Chipiona había sido muy generosa con todos, aunque la gran beneficiara de su herencia fue su hija Rocío, la única hija biológica del matrimonio entre la tonadillera y el boxeador Pedro Carrasco (quien, tras su divorcio volvió a encontrar el amor junto a Raquel Mosquera -con la que Rocío Carrasco tampoco se lleva).

https://www.instagram.com/p/B_ah7_upIFc/

Una publicación compartida de H I S T O R I A D E S P A Ñ A (@esunescandalo)

A la guerra iniciada con Antonio David Flores (con acusaciones de maltrato incluidas), se sumaron malentendidos familiares y un pulso por la gestión de bienes y derechos que acabó por desgastarla y alejarla de los medios. Si bien es cierto que en los últimos años son pocas las entrevistas que ha concedido, sí es cierto que su entorno (como ocurre con las Campos) ha alzado la voz por ella en más de una ocasión.

Ahora, tras años de pinitos televisivos (recordemos que la vimos estrenarse con el padre Apeles), con colaboraciones en grandes formatos como Lazos de sangre y con algún que otro tropiezo como Hable con ellas, vuelve a la pequeña pantalla para explicar, en primer persona, el infierno que ha vivido en las dos últimas décadas.

Dicen los que lo han visto –y así se está promocionando- que el documental destapará la gran mentira del mundo del corazón y que ella contará por fin su historia de supervivencia. Sandra Barneda, la que fuera compañera de Rocío Carrasco en Hable con ellas y a la que ahora le une una gran amistad, fue una de las que visionó las primeras imágenes mientras las cámaras graban su reacción.

Tras el visionado, cuando le preguntaron si lo que había visto le parecía una bomba de humo, la presentadora explicó visiblemente emocionada que lo que había visto era muy fuerte, que no se trataba en absoluto de humo y que lo único que podía decir es que se alegraba. “Me ha emocionado verlo y te puedo decir que me alegro, me alegro de verdad”.

Una sentencia que hizo volar por los aires cualquier intento de reconciliación

En julio de 2012, Rocío Flores inició un proceso judicial por malos tratos contra su madre. La sentencia condenatoria supuso un revés para la joven, al dictaminar que era la hija la que, durante un tiempo prologando, ejerció maltrato habitual, amenazas e injurias contra su madre.

De hecho, según trascendió el año pasado, Rocío Carrasco llegó incluso a ser atendida por varias lesiones pues, como recogía el documento que se hizo público, “le propinó varios golpes, llegando incluso a tirarla al suelo, para posteriormente seguir golpeándola, dándole varias patadas”. Episodios de violencia doméstica y agresiones continuadas salieron a la luz y la familia quedó totalmente rota.

Actualmente Rocío Carrasco no mantiene relación con sus hijos Rocío y David Flores desde hace 7 años y tampoco con sus hermanos adoptivos Gloria Camila y José Fernando. Los hermanos de su madre también se han distanciado de ella y la prensa rosa hace tiempo que le colgó la etiqueta de problemática. Habrá que esperar a ver qué pasa tras la emisión del primer capítulo del documental pero, a buen seguro, traerá cola. Como dijo Antonio David cuando vio las primeras imágenes: “Se avecina tormenta, sabía que este momento tenía que llegar, lo tenía muy claro”.

Fuente: Leer Artículo Completo