Vida y escándalos de Federico de Dinamarca, el "príncipe turbo" que según los rumores está a punto de heredar el trono de la reina Margarita II

Vida y escándalos de Federico de Dinamarca, el "príncipe turbo" que según los rumores está a punto de heredar el trono de la reina Margarita II

Ha habido movimiento en la casa real capitaneada por la reina Margarita II. Después de las declaraciones del príncipe Joaquín de Dinamarca confesando su tristeza por ser el segundón de una casa real en la que ya solo hay dos príncipes y dos princesas (sus tías Benedicta y Ana María) sus peores temores sobre quedar aún más relegado de lo que ya estaba parece que se van a cumplir. Esta semana su hermano mayor el príncipe Federico de Dinamarca, conde de Monpezat, ha renunciado a su puesto en el Comité Olímpico Internacional, un puesto que ocupaba desde 2009 y del que estaba muy orgulloso porque era afín a su interés por todo tipo de deportes.

La explicación oficial de su dimisión es que esta decisión ya estaba tomada el año pasado y que debería haberse hecho efectiva tras los Juegos Olímpicos de Tokio, pero como no pudieron celebrarse por la pandemia pues ha habido que esperar hasta este momento. Pero la realidad es que a los fans de la monarquía danesa (que son muchos) se les han disparado todas las alarmas: ¿por qué no ha esperado a que se celebraran los Juegos este año para después dimitir? ¿Hay unos plazos que la casa real danesa se ha impuesto cumplir? ¿Y el objetivo de esa agenda secreta es que el príncipe Federico se convierta, por fin, en rey?

“La decisión de renunciar me brinda la oportunidad de intensificar mi trabajo en otros temas importantes”, asegura el príncipe danés en su comunicado oficial y luego habla de sostenibilidad y agenda verde… pero en Dinamarca todo el mundo ha querido ver este gesto del príncipe como el pistoletazo de salida de la posible abdicación de la reina Margarita II de Dinamarca que ya ha cumplido 81 años. ¿Está por fin el “príncipe turbo” preparado para ser rey? Vamos a echar la vista atrás e intentar deducir si es el momento adecuado…

Los “movidos” amores de Federico de Dinamarca

Al príncipe heredero del trono danés los medios de comunicación daneses le bautizaron como “el príncipe turbo”. Podríamos pensar que es porque Federico de Dinamarca parece incapaz de estarse quieto, practica todos los deportes conocidos por el hombre y se ha lesionado hasta saltando a la cama elástica, pero no, en realidad el apodo se lo pusieron cuando era un veinteañero por su afición por conducir a toda velocidad.

Pero además de ser famoso por sus habilidades atléticas y saltarse el límite de velocidad, el futuro rey ha protagonizado jugosos titulares en la prensa de su país desde que era un adolescente, muchos de ellos en compañía femenina. La mejor parte vino cuando hasta se hizo un biopic televisivo de su etapa veinteañera para ilustrar su paso a la madurez… intentando no tocar el espinoso tema de sus desafortunados noviazgos.

Los dos más escandalosos fueron los que protagonizó con la modelo Malou Aamund (que culminó con su madre mandándole a estudiar a Harvard al ser detenido por la policía en el fin de año de 1992 porque le pillaron dejando que su novia borracha condujera a gran velocidad su coche por el centro de Copenhague) y el del amor de su vida (otra modelo, esta de lencería) llamada Katja Storkholm Nielsen.

Considerada como el verdadero primer amor del príncipe la joven comenzó su relación con el heredero en 1994 y la dio por finiquitada en 1996 ante las continuas portadas en su contra y el desprecio común de toda la familia real, que no la invitó a ningún evento a pesar de que el príncipe declaraba a los medios que “el corazón y no la tradición es lo que decide”. Meses después de que Katja le dijera adiós el corazón del príncipe y no la tradición decidió que su siguiente interés amoroso era una cantante de rock de 29 años llamada María Montell que acabó de veraneo en Palma de Mallorca con el rey Juan Carlos I.

Menos mal que llegó el año 2000, los Juegos Olímpicos de Sidney y el príncipe conoció a Mary Donaldson en un bar de copas. A esta la reina de Dinamarca sí le dio su bendición. Pero la boda de 2004 no acabó con los rumores sobre el príncipe turbo. En 2017 su fama de galán continuaba vigente, y la revista Her & Nu acusó al príncipe de haber sido infiel a Mary Donaldson (y además pagando 7.000 euros a la mujer en cuestión).

El talón de aquiles de Federico de Dinamarca, su hermano el príncipe Joaquín

El lamento público de Joaquín de Dinamarca en los medios por el escaso papel que tiene en la corona danesa y la puntilla final sobre cómo cree que ese papel se reducirá aún más cuando su hermano suba al trono deja muy claro cuál es la situación entre estos dos hermanos. La decisión de Joaquín de Dinamarca de establecerse en Francia con su familia, pero seguir cobrando del presupuesto de la Corona abrió una brecha aún mayor en una relación ya desgastada.

Aunque ahora parece que han hecho las paces tras el ictus que sufrió Joaquín de Dinamarca que fue intervenido de emergencia en Francia, la relación entre los hijos de Margarita II siempre ha sido, cuanto menos, tensa. El hecho de que además las esposas de ambas, Mary Donaldson y la princesa Marie tampoco mantengan una buena relación no ha ayudado mucho a que la situación entre los hermanos mejore (de hecho, el último desplante entre cuñadas se dio cuando Mary Donaldson no visitó a Joaquín en Francia tras sufrir el ictus).

Parece que la relación entre estos dos hermanos está marcada por la tensión desde hace décadas, pero según la prensa danesa acabó explotando cuando Alexandra Manley dejó al príncipe Joaquín y él se entregó a las noches de juerga. Medios como Her & Nu que siguen al milímetro la agenda real danesa hablan de que ambos príncipes hacen todo lo posible por no coincidir nunca y que ni se miran en los actos oficiales.

No pasan las navidades en familia, ni las vacaciones de verano, Joaquín no acude a los eventos que organiza su hermano (como su famosa Royal Run) con cualquier excusa y ya ni siquiera van a cazar juntos que por lo visto es lo único que les gustaba hacer en equipo en su juventud. No está claro si la foto histórica de Federico visitando a su hermano en Francia conseguirá cerrar esa brecha.

La prensa sensacionalista danesa que tiene tanta imaginación como la prensa rosa española asegura que el gran problema en realidad entre estos dos hermanos es que el príncipe Joaquín está locamente enamorado de Mary Donaldson, la mujer de su hermano. Llevando esta narrativa un paso más allá, aseguran que al casarse con la francesa Marie Cavalliere, Joaquín había buscado un clon de la futura reina de Dinamarca. Con razón las cuñadas no quieren coincidir.

Otro de los rumores que afectan a Federico de Dinamarca es que según los medios de su país es un hombre que no parece llevar bien la competencia ni con su hermano ni con su propia mujer. En 2019 la prensa danesa se explayaba en elogios hacia la princesa Mary porque la propia reina Margarita en su 79 cumpleaños había dicho que ya estaba preparada para ser reina y que lo iba a hacer fenomenal… Justo el mismo año en el que el príncipe Federico había declarado en los medios que no estaba preparado para asumir más responsabilidades. Por lo visto estas portadas alabando a su mujer no sentaron bien al heredero al trono que se sentía un poco celoso de la buena fama que estaba adquiriendo su propia mujer. Entre eso y el reciente escándalo por su “casa secreta”, ¿de verdad está preparado para ser rey?

Fuente: Leer Artículo Completo