Volcada al cien por cien en su agenda, acompañada de su hermana Irene y triste por los problemas de la Corona española que está enfrentando el rey Felipe VI: así es hoy la vida de la reina Sofía

Volcada al cien por cien en su agenda, acompañada de su hermana Irene y triste por los problemas de la Corona española que está enfrentando el rey Felipe VI: así es hoy la vida de la reina Sofía

La reina Doña Sofía ha atravesado un tiempo de desengaños y dificultades, el último la salida de España del Rey Emérito (y la vuelta a la palestra de María Gabriela de Saboya), el pasado mes de agosto, en medio de preocupantes informaciones sobre sus finanzas y sobre su vida privada. Doña Sofía, a pesar de todo el tumulto informativo, decidió mantener su agenda activa.

Ni los escándalos ni la pandemia la mantenido encerrada. A sus 82 años, acude donde se la necesita, habitualmente sola, aunque en alguna ocasión ha compartido agenda con Doña Letizia (de la cual, por cierto, hemos descubierto su producto de belleza secreto: un aceite antiedad de noche). Siempre sonriente y vestida de manera sobria, a menudo con traje de chaqueta y pantalón, la Reina Emérita no quiere dejar de dar su apoyo a la Corona, como lo ha hecho durante los últimos 45 años.

Su última aparición pública fue para mostrar su apoyo al Banco de Alimentos, hace 15 días. Presidió una video-conferencia entre la Fundación Reina Sofía y la Federación Española de Bancos de Alimentos, una institución con la que la Reina Emérita está profundamente comprometida. En el acto se analizaron los resultados de la “Operación Frío” y de la Campaña de recogida de Alimentos de 2020.

Este acto no constaba en la agenda oficial de la Familia Real y supuso la reaparición de doña Sofía, después de varios meses alejada de la actividad pública. Ese mismo día, la Casa Real anunciaba los planes para que la Princesa Leonor estudie el Bachillerato en el Reino Unido.

La Operación Frío, promovida por doña Sofía, ha permitido que los 54 bancos de alimentos dispongan de equipos de refrigeración para multiplicar su capacidad de almacenamiento. La Reina Emérita se mostró muy contenta y agradecida a todos los que han colaborado en este proyecto. En los últimos meses, Doña Sofía recorrió los 54 Bancos de España. La Fundación Reina Sofía aportó los primeros 100.00 euros para la compra de estos equipos.

Doña Sofía se dedica especialmente a las necesidades de la Fundación Reina Sofía, cuyos fondos se destinan a proyectos de cooperación. Está muy implicada también en el apoyo a los enfermos de Alzheimer y sus familias y al desarrollo del sistema de microcréditos, de los que una firme defensora e impulsora. Además ostenta la Presidencia de Honor de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción y del Real Patronato sobre Discapacidad, así como de varias instituciones culturales y musicales, como la Escuela Superior de Música Reina Sofía. Tampoco descuida las causas medioambientales y de conservación. Su último acto en apoyo de esta causa fue a finales del verano: una liberación de tortugas en Mallorca. También la pudimos ver recogiendo residuos en las playas de Málaga.

A pesar de los rumores, sobre una posible retirada de la vida pública, Doña Sofía continúa incansable con sus compromisos y sigue discretamente con sus costumbres. Una de ellas, su viaje a Londres unos días antes de Navidad para comprar los regalos de toda la familia. Aunque este año, esa escapada de compras se vio envuelta en un nuevo escándalo por el uso de tarjetas de crédito vinculadas a cuentas extranjeras por parte de varios miembros de la Familia Real. Pero Doña Sofía no era una de las personas investigadas por la Fiscalía del Tribunal Supremo.

La capital británica ha sido, durante muchos años, lugar de prolongadas estancias de Doña Sofía, acompañada a menudo por su hermana Irene, entre otras cosas porque en Londres estaba afincado su hermano Constantino con su familia, aunque hace ahora siete años, el ex Rey de Grecia fijó su residencia definitivamente en Grecia, en la localidad de Porto Heli.

En su último viaje a Londres, doña Sofía recorrió, como es costumbre en ella, varios grandes almacenes, como Selfridgre’s o Harrod’s, ambos proveedores oficiales del Palacio de Buckingham. Cuando viajaba a Londres, lo habitual era que se alojara en el lujoso Hotel Claridge’s, donde los Reyes Eméritos ocupaban la Suite Royal, aunque en sus últimos viajes Doña Sofía ha escogido el Meliá White House, cerca de Regent’s Park, más económico.

Según informaciones de personas cercanas a la Reina Sofía, la aparición de las ultimas noticias relacionadas con la vida privada de don Juan Carlos y con su vida financiera, cuestionada por varias investigaciones, han mermado su estado de ánimo. Se siente decepcionada y algo triste por el daño que todo ello puede ocasionar a la Monarquía y a su hijo, el rey Don Felipe. Doña Sofía está entregada en cuerpo y alma a apoyar en todo lo que sea necesario al Rey Felipe VI y a la Reina Letizia.

Se encuentra llena de vida, goza de buena salud, y no quiere dar un paso atrás. Una de sus apariciones más significativas fue en los Premios Princesa de Asturias, el pasado mes de octubre. En el discurso que pronunció, la Princesa Leonor le dirigió unas palabras especiales que emocionaron a Doña Sofía: “Ella sabe lo importante que para mí es su presencia en esta ceremonia, que significa tanto para Asturias y para toda España”, dijo, mientras dirigía una mirada al lugar que ocupaba la Reina Emérita.

Doña Sofía le lanzó un beso. Parece que atrás han quedado las desavenencias entre doña Sofía y doña Letizia. El de Oviedo fue el primer encuentro de doña Sofía con los Reyes, tras el funeral de Doña Pilar, en enero de 2020, y los gestos de acercamiento y de cariño ente Letizia y Sofía fueron constantes. Entre medias, el rey Juan Carlos decidía abandonar España. A pesar de un periodo noticias negativas y de ausencias, doña Sofía sigue viviendo en La Zarzuela, acompañada de su hermana Irene. Ambas son inseparables y visitan juntas a su hermano Constantino en Porto Heli de vez en cuando.

Fuente: Leer Artículo Completo