Acupuntura y acné: estas son las razones por las que se va a convertir en su remedio definitivo

Acupuntura y acné: estas son las razones por las que se va a convertir en su remedio definitivo

Contra el acné se ha probado absolutamente todo: desde cambiar la forma de lavarnos la cara, pasando por remedios como el ácido salicílico e incluso los aceites, hasta seguir estrictos tratamientos que, aunque mantienen a rajatabla los brotes de acné castigan profundamente a la piel de todas las zonas del cuerpo. Y el éxito ha sido nulo. Pero cuando parecía que ya no íbamos a dar con un remedio para este problema, los expertos proponen una alternativa más, la acupuntura.

La acupuntura se basa en que nuestro exterior, en este caso la piel del rostro, es reflejo de todo lo que está ocurriendo dentro de nuestro organismo. “Cada área de la cara corresponde a diferentes órganos de nuestro cuerpo, lo que nos da pistas para adaptar el tratamiento. Por ejemplo, las ojeras debajo de los ojos pueden significar un funcionamiento deficiente del riñón y las glándulas suprarrenales”, explica Ansgar Lee, acupunturista licenciada y fundadora de LES Acupuncture.

Es decir, se basa en que un interior sano también hace que lo sea el exterior, porque cada vez que haya algo mal que no vemos directamente, sí lo haremos en otras zonas que estén a la vista. De esta forma, se trata desde fuera, desde el reflejo, la afección interna. “Los chinos descubrieron estas funciones puntuales a través de la observación y notaron que diferentes puntos provocaban efectos terapéuticos específicos”, dice Shari Auth, cofundadora de WTHN. Se cree que pinchar estas áreas con agujas activa una “respuesta en el cuerpo que provoca que el cuerpo redistribuya esta afluencia de ‘recursos’ según sea necesario para restablecer el equilibrio en el cuerpo”. Así que, bajo estas premisas, ¿cómo puede la acupuntura solucionar el acné?

¿Por qué aparece el acné?

Desde a perspectiva oriental, “el acné es causado comúnmente por la presencia de ‘humedad’ y ‘calor’ en el cuerpo, lo que conducirá a la acumulación de líquidos debajo de la piel y el enrojecimiento”, explica Jessica Klein, maestra de ciencias en medicina oriental y acupunturista principal en el estudio de acupuntura Área 25.

En este mismo sentido, yendo un paso más allá, podría tener que ver con un desequilibrio del intestino, pues este se refleja con un aumento de la “humedad”. “Con la humedad, casi siempre hay un componente de disfunción del bazo y del sistema digestivo, que refleja la importancia de la salud intestinal para los trastornos de la piel “, señala Auth.

El calor, por otro su parte, “es activo y aumenta en la naturaleza”. En relación con nuestra piel, Klein señala que “esto se relaciona con mayor frecuencia con el estrés y los desequilibrios hormonales que pueden causar enrojecimiento e inflamación”, es decir, el acné. La acupuntura ayuda a “resolver la humedad, eliminar el calor y nutrir el tejido del área afectada”, añade la experta. Pero lo cierto es que cada tipo de acné puede deberse a una afección interna determinada.

Tipos de acné y sus razones

Y es que todos los granitos y espinillas que salen en nuestro rostro no son iguales. Están los puntos negros y los blancos, los pequeños granitos más planos con un punto blanco y el acné más complicado, que aparece con forma de rojeces y suele enquistarse dejando una cicatriz posterior. Así como también la zona en la que aparece.

Acné rojo y quístico

Este suele aparecer como una inflamación de la piel, creando una hinchazón muy dolorosa. Este puede aliviarse con acupuntura porque “es un antiinflamatorio natural y puede ayudar a calmar el enrojecimiento y promover una curación más rápida”, explica Klein.

Pequeños granitos

Estos son los que suelen salir alrededor de la mandíbula, en la barbilla, etc. Suele estar relacionado con el desequilibrio hormonal o el estrés, y puede salir mensualmente, desencadenado por períodos o el embarazo. La acupuntura puede “ayudar a regular los desequilibrios hormonales subyacentes que causan el acné”, señala Auth.

Puntos negros y blancos

Estos pueden salir por las toxinas que se acumulan en el organismo y que se pueden reducir con acupuntura: “Demasiada producción de sebo puede bloquear nuestros folículos de la piel y, a menudo, también es una de las principales causas subyacentes de puntos negros y espinillas”, dice Auth. “En la medicina china, nos enfocamos en usar puntos de acupuntura que ayudan a la piel a autorregular su producción de sebo de una manera saludable”.

¿Cómo usar la acupuntura como tratamiento para el acné?

Los expertos recomiendan la acupuntura como un tratamiento complementario. Lo primero, como un tratamiento para aliviar el estrés, que, como hemos visto, es una de las causas de la aparición del acné.

Por su parte, se han realizado estudios que respaldan el uso de la acupuntura en el tratamiento del acné. En uno de ellos se compara la acupuntura con los retinoides recetados para el acné (viaminado y tretinoína). Por ejemplo, se descubrió que una reducción de las lesiones del acné en un 30 o 50 por ciento no difería según el tratamiento recibido.

En este sentido, se necesitarán más estudios para cuantificar realmente cómo la acupuntura puede reducir el acné, por eso se recomienda unirlos, ya que sí se han demostrado ciertos beneficios.

Pero para que esto ocurra, habrá que ser constante y tener en cuenta nuestro estilo de vida, ya que para que este tratamiento funcione quizás hay que cambiar ciertos hábitos.

Fuente: Leer Artículo Completo