Aunque no lo creas, estos gestos habituales pueden hacer que tu pelo pierda su brillo y no crezca tanto como te gustaría

Aunque no lo creas, estos gestos habituales pueden hacer que tu pelo pierda su brillo y no crezca tanto como te gustaría

Sí, hay una forma correcta de lavarse la cabeza. También existe la manera adecuada de desenredarse el pelo para no dañarlo y hay ciertos gestos que haces casi a diario, sin darte cuenta que dificultan que tu melena esté saludable. Tan solo tendrás que modificar estas pequeñas cosas para pasar de un pelo quebradizo, seco y difícil de manejar a un cabello brillante, con volumen y cuyo crecimiento es el adecuado.

Usar siempre el mismo champú

Desde hace tiempo los expertos recomiendan usar champús sin sulfatos, sobre todo a las mujeres que llevan el pelo coloreado, ya que sus fórmulas son más suaves y no arrastran el color. En cambio, los productos de styling, el champú en seco y los protectores térmicos suelen dejar bastante residuo en el cuero cabelludo que es difícil de quitar con este tipo de champús. Por eso es aconsejable usar una vez a la semana uno purificante que arrastre toda la suciedad y contaminación desde el cuero cabelludo.

No escurrir (bien) entre champú e hidratación

Lo normal es que te apliques el acondicionador o la mascarilla nada más aclararte el champú, pero es mucho mejor que lo escurras bien y te lo secas ligeramente con la toalla antes de aplicar el producto. De esta manera evitarás que el cosmético se desperdicie al diluirse con el agua y que entre mejor en la fibra capilar para hacer su trabajo.

Enrollar la melena en una toalla

Al salir de la ducha enrollas bien tu cabello con una toalla. Sin embargo, cuando este está mojado es mucho más elástico y podemos partirlo sin querer al apretar la toalla a la cabeza para que no se nos caiga. con la toalla. Prueba a invertir en un a toalla de microfibra, ya que absorben el agua rápidamente y combaten el encrespamiento al reducir la fricción, y asegúrate de que no quede muy apretada. Y si no quieres gastarte ni un céntimo, usa una camiseta vieja de algodón en vez de una toalla normal.

https://www.instagram.com/p/CFcd24-FMbm/

Una publicación compartida de 5th Essence Square (@5thessence)

Cepillar el cabello mojado

Cuando está mojado el pelo se vuelve más elástico y propenso a romperse, volviéndose especialmente vulnerable al daño. Es por eso que no es buena idea que cepilles tu melena cuando está mojada, sobre todo si es rizada. Mejor utiliza un peine de púas anchas, que se deslizará sin engancharse. Comienza desenredando las puntas y luego continúa hacia arriba.

Usar el secador con mucha potencia

Es cierto que si pones el calentador a tope (tanto en velocidad como en calor) tu melena se secará más rápido, pero este acto también hará que esté más seca, quebradiza y presente puntas abiertas. Sobre todo si tu pelo es propenso a partirse o herramientas de peinado después del secador, vale la pena que inviertas algo más de tiempo en el secado a fuego lento. Además, aplicar un protector térmico es crucial.

Fuente: Leer Artículo Completo