Brochas de maquillaje: cómo usarlas

Brochas de maquillaje: cómo usarlas

Las brochas y pinceles son imprescindibles en todo neceser que se precie y es que, si algo es sabido por todas, es que son la herramienta clave con la que se debe aplicar el maquillaje. No solo para evitar que las bacterias que pueda haber en las manos dañen la piel, sino porque los resultados que se consiguen son mucho mejores. Pero, a pesar que esta teoría la conocemos, la práctica se complica un poco más, especialmente porque no solo hay una brocha o pincel, sino que hay una para aplicar bien cada producto.

“Es muy importante saber para qué sirve cada brocha, aunque yo siempre digo que cada uno debe encontrar su manera de usarlas y adaptarlas a sus necesidades”, explica el maquillador Moi Freire. Hay innumerables brochas y podemos usar una gran variedad según el estilo de maquillaje que queramos, pero para simplificar la rutina, el maquillaje y el neceser, las brochas básicas e indispensables son cinco.

Brocha para base y corrector

COMPRAR

Aunque se puede usar una en cada caso, siendo la del corrector más fina y plana, podemos hacer que la brocha tenga dos funciones. Hablamos de una brocha gruesa y amplia. Se utiliza para aplicar texturas en crema o fluidas.

COMPRAR

“Primero se debe coger una pequeña cantidad de base de maquillaje con el extremo de la brocha. El producto se extiende poco a poco desde el centro del rostro hasta el exterior siempre evitando el contorno de ojos”, explica el maquillador Wild Van Dijk, que desvela uno de sus trucos de experto. “Utiliza el extremo final de la brocha en una posición perpendicular al rostro y haciendo movimientos para difuminar el producto en vez de depositarlo para conseguir un look más natural”, cuenta.

Brocha para polvos

Es una brocha gruesa y más ancha, con fibras finas, que permitirá difuminar los polvos correctamente y esparcirlos por todo el rostro. “Para aplicar el producto con esta brocha se debe coger una pequeña cantidad y ponerla con pequeños toques en el centro del rostro, además, también puede usarse en cuello y escote”, explica Wild.

COMPRAR

Brocha para el colorete y el iluminador

Aunque también hay una específica para cada producto, una mas ancha para el blush y otra más afilada para el iluminador, hay una combinación de las dos en una sola brocha que es perfecta cuando estos dos productos se presentan en polvo. Se trata de una brocha biselada, perfecta para trazar la curva del iluminador, pero también ancha para poder aplicar el colorete, que se necesita una más ancha. “Con la punta, elige el producto deseado -puede ser un blush, un iluminador, unos polvos- y desliza suavemente por el rostro, pómulos y mejilla”, dice Moi Freire.

Brocha para sombra de ojos

COMPRAR

Para la sombra de ojos se necesitan, principalmente, dos tipos de brochas: una fina pero densa para aplicar la mayor parte de la sombra de ojos, es decir, la que ocupará mayor parte del párpado; y otra plana para marcar la cuenca y la línea inferior de las pestañas.

Pincel para los ojos

COMPRAR

Para difuminar las sombras y trazar el maquillaje de ojos la experta recomienda un pincel plano y fino. Ligero y de forma cónica, este tipo de brochas ayuda a trabajar de manera perpendicular el rostro. “Yo utilizo el modelo Princess Basic Eyeliner Brush 132, tanto para aplicar como difuminar”, asegura. “Si quieres cambiar de color de sombra solo tienes que pasar un pañuelo en la brocha para sacar el mayor efecto de pigmento”, aconseja.




Fuente: Leer Artículo Completo