Carolina Herrera estrena su primera línea de maquillaje: una colección joya de productos para lucir como accesorio

Carolina Herrera estrena su primera línea de maquillaje: una colección joya de productos para lucir como accesorio

Que Carolina Herrera se estrene en el mundo del maquillaje es un gran noticia. Pero que lo haga de una forma tan creativa, lo es aún más. Con el trío de ases formado por Carolina A. Herrera, Directora Creativa de Belleza; Wes Gordon, Director Creativo de Carolina Herrera, y Lauren Parsons, Consultora Global de Maquillaje de Carolina Herrera, la firma se estrena con una colección en la que las líneas del maquillaje y la joyería se desdibujan.

“Tradicionalmente, el maquillaje era algo que guardabas en la estantería del baño o en tu neceser. Pero es una forma de expresión tan personal que¿por qué no deberías llevarlo puesto? ¡Tal cual! Queremos dar a las mujeres la oportunidad de lucir su maquillaje como una pieza de joyería fabulosa”, explica Carolina A. Herrera.

La colección personifica el alegre y vital enfoque que Carolina Herrera tiene de la moda y la paleta está llena de tonos vibrantes. Valgan como ejemplo las barras de labios, una verdadera invitación a celebrar el optimismo y la irreverencia. La colección cuenta con 36 tonos y distintos acabados (mate, satinados y sheer) desarrollados en estrecha colaboración con la maquilladora profesional Lauren Parsons, barras de labios que cubren brillantes matices de rosas y frambuesas, rojos y corales, nudes y marrones.

La colección se completa con 8 tonos de polvos perfeccionadores, ligeros, que ofrecen un acabado aterciopelado y satinado, y pueden utilizarse como polvos de fijación o bien solos para crear un acabado luminoso natural y saludable. El complemento perfecto es un brillante iluminador cremoso con acabado en polvo que aporta un magnífico y exuberante resplandor.

Pero sin duda la personalización es la clave de esta colección inspirada en la ciudad de Nueva York. Cada producto está hecho para ser aplicado y llevado on the go gracias a una gama de accesorios y amuletos inspirados en los códigos de diseño más emblemáticos dela Casa Herrera: desde el icónico polka dot hasta los azulejos de tartán ubicados en la tienda principal de Carolina Herrera New York en la Avenida Madison.

Los estuches se tiñen de diez estampados icónicos. Cada barra de labios puede ser complementada con un accesorio joya en forma de anillo que se puede acoplar a prácticamente cualquier cosa; los polvos compactos cuentan también con un soporte de anillo que los hace tan fáciles de llevar como un smartphone y se le pueden añadir distintos charms como borlas y amuletos para completar la pieza, creando un joyas únicas.

Un lanzamiento que difumina la línea entre el maquillaje y las joyas, cumpliendo cada pieza esa doble función, sacando el maquillaje del neceser y convirtiéndolo en el mejor accesorio de cualquier look.




Fuente: Leer Artículo Completo