Champú seco, agua micelar, ampollas de efecto flash… cómo conseguir un efecto buena cara en diez minutos para una reunión express que no esperabas

Champú seco, agua micelar, ampollas de efecto flash… cómo conseguir un efecto buena cara en diez minutos para una reunión express que no esperabas

Que cómodo es trabajar desde casa, ¿verdad? Los hay que se dan una buena ducha al empezar el día, se visten como si fueran a ir a la oficina y se sientan frente al ordenador con el café en la mano. Incluso algunas dedican aunque seaunos minutos para realizarse su rutina facial diaria.Pero también los hay que lo hacen en pijama, sin ducharse ni lavarse la cara siquiera, todo por arañar unos minutos más de sueño. Si perteneces a este segundo grupo, seguro que alguna vez te ha sorprendido una reunión por zoom de las que no esperabas y has tenido que prepararte en diez minutos para que tu jefe o el resto de compañeros no te vieran con el pijama de Mickey Mouse y un moño mal hecho en lo alto de la cabeza (eso es porque no sabes hacerte uno de estos peinados fáciles y rápidos).

No te preocupes, porque existen soluciones para todo. Si una reunión inoportuna te ha encontrado con el pelo sucio, la piel apagada y hasta las legañas pegadas a los ojos, sigue estos pasos para que nadie descubra tu pequeño secreto. En sólo unos minutos y con pocos productos, puedes recuperar tu mejor cara, con la que llegabas día a día a la oficina.

Lo primero que debes hacer, es encomendar tu pelo al champú seco. Existen de muchos tipos, pero el de la marca Batiste tiene numerosas adeptas, no sólo por su precio, sino también por sus resultados. Sólo tienes que agitar el producto y rociarlo sobre la raíz del cabello a unos 30 centímetros. Masajea y déjalo actuar durante diez minutos para que ejerza su función mientras te dedicas a otras cosas (si lo dejas menos tiempo, no conseguirás el efecto deseado). Para terminar, cepíllalo para eliminar los posibles polvos blancos que se queden adheridos a tu cabello y listo. Hazte con el champú seco original de Batiste en Douglas por sólo 2 euros.

Mientras el champú está actuando, pasa a limpiarte la cara con un poco de agua micelar. Es la forma más rápida de mantener tu piel limpia y preparada para aplicar el posterior tratamiento. Sólo tienes que empapar un disco de algodón con el producto y aplicarlo en las zonas más sensibles como los párpados y el contorno labial. A continuación, continúa pasando el algodón por le resto de la cara y el cuello para eliminar los residuos de la piel. Si, además de limpiar tu piel quieres tratarla en profundidad, puedes optar por el agua micelar Sensilis, que contiene ácido hialurónico y vitamina E, que limpia el rostro, lo tonifica, lo hidrata y calma las pequeñas molestias. Está disponible en PromoFarma por 10,39 el pack de dos.

Una vez has limpiado tu cara, opta por unas ampollas efecto flash que te darán un aspecto jugoso y luminoso en un instante. Puedes hacer como Ana Obregón y elegir La Cabine efecto flash, unas ampollas formuladas con algas rojas, que ayudan a borrar los signos de estrés y cansancio a la vez que proporciona un efecto tensor inmediato. Dejará tu piel más firme, luminosa y tersa al instante y, además, la protegerá del envejecimiento. Puedes encontrarlas en Druni a un precio muy asequible, sólo 9,95 euros el envase con 10 ampollas.

Todavía te quedan unos minutos mientras hace efecto tu champú en seco para darle un poco de color a tu rostro. Para eso sólo vas a necesitar un producto y te aconsejamos el colorete líquido para mejillas y labios Benetint de Benefit. Sólo tienes que aplicar tres trazos sobre cada mejilla y difuminar rápidamente con la punta de los dedos para aplicar después sobre los labios. Encuéntralo en Sephora por 36,99 euros o por 19,99 euros en formato viaje.

Sólo te queda un minuto y es tiempo más que suficiente para aplicarte una máscara de pestañas que agrande tu mirada y te de un aspecto más descansado. Si quieres unas pestañas gruesas y muy densas con el aspecto dramático de las pestañas postizas, hazte con la máscara Pupa Vamp! de Pupa Milano con un cepillo de cerdas suaves y densas creado para recoger la cantidad máxima de producto y liberarlo de forma generosa y homogénea en las pestañas. Puedes encontrarlo en Douglas por 11,95 euros.

¡Todo listo! Cepíllate el pelo, date un poco de volumen con los dedos y siéntate frente al ordenador para dar lo mejor de ti en el trabajo.

Fuente: Leer Artículo Completo