Claves para reforzar la función inmunológica de tu piel durante el coronavirus

Claves para reforzar la función inmunológica de tu piel durante el coronavirus

Desde que comenzó el caos del coronavirus los expertos no han parado de repetir que una correcta higiene y limpieza de la piel, sobre todo de la de las manos, es crucial para evitar contagiarse. Sin embargo, el uso excesivo de agua y jabón, así como de geles desinfectantes puede provocar sequedad e irritación, factores que debilitan su función barrera. Aprende a proteger tu escudo dérmico.

“La piel está formada por capas de células que forman la barrera cutánea e impiden tanto que nos deshidratemos, como la entrada de microorganismos y patógenos”, explica la Dra. Paula Landi, del equipo médico de Mira+Cueto. “En la epidermis se encuentran las células de Langerhans, capaces de reconocer antígenos, proteínas de bacterias, microorganismos… Cuando la piel entra en contacto con algún patógeno, la célula lo reconoce y se organiza con otras células para crear una respuesta inmune que lo combata”, continúa.

Para mantener esta barrera o escudo cutáneo perfecto, es muy importante que realices, tanto mañana como noche, “una limpieza completa y respetuosa con la piel, que comience con un limpiador suave, como lo es la leche limpiadora, y un tónico calmante que regule el pH y evite irritaciones y picores”, recomienda Ana Gallego, farmacéutica y creadora de Sileä. Después, deberás hidratar tu piel en profundidad pcon una crema hidratante, para crear ese escudo que mantenga su humedad intacta y la proteja de los agente externos.

Tampoco debes olvidarte de la piel de las manos, ya que es una de las zonas del cuerpo más expuestas a factores externos. Para reforzar su sistema inmunológico tendrás que limpiarlas frecuentemente, a pesar de que el exceso de higiene pueda estropearlas (esto se contrarresta con el uso habitual de crema).… “Nuestra piel tiene un humectante natural que, cuando nos lavamos en exceso las manos o abusamos gel desinfectante, se va eliminando. Esto suele ocasionar sequedad, irritación e incluso agrietamiento, y, si no lo combatimos, puede desembocar en dermatitis atópica: eccemas, picor e incluso pequeñas lesiones”, advierte Ana Victoria Ugidos, farmacéutica y CEO de Bioxán.

Por eso es muy importante aplicar una crema hidratante que active la función barrera de la piel e impida el desgaste de su sistema inmunológico. “Mejor si su fórmula contiene prebióticos, ya que estimulan y protegen la microbiota cutánea, previniendo la aparición de bacterias patógenas y defendiendo el sistema inmunitario de la piel”, concluye la experta.

Fuente: Leer Artículo Completo