Colorete en crema: ¿puede causar brotes de acné?

Colorete en crema: ¿puede causar brotes de acné?

El acné puede estar causado fundamentalmente por factores hormonales, la inflamación, la proliferación bacteriana y la acumulación de células muertas, aunque pueden intervenir otras muchas causas. Y, sin duda, todo lo que ponemos sobre ella, va a tener un efecto sobre estos indeseados granitos.

Últimamente varias teorías han apuntado a la aplicación de productos de maquillaje en crema como una posible causa de la acentuación de los brotes de acné. Y especialmente se ha puesto el foco en el colorete en crema, ya que este se aplica en una zona propensa a los granos.

Y lo cierto es que cualquier producto comedogénico -que contenga aceite- puede contribuir a hacer explotar estos brotes sobre nuestro rostro. Es muy común que los productos en crema contengan este tipo de ingrediente puesto que facilitan su aplicación y consiguen que se fundan mucho mejor con la piel. Pero eso no quiere decir que todos los productos en crema los tengan. Por eso es importante verificar los ingredientes de los productos que adquirimos antes de llevarlos a casa y descubrir que pueden ser los causantes de algo que no queremos.

Esta lista negra está engrosada por algunos aceites comunes que pueden obstruir los poros -de coco, linaza, palma y soja-. Así que si al mirar la lista de ingredientes de ese rubor en crema que tanto te gusta ves alguno de ellos y eres propensa a la aparición de acné, mejor búscale un sustituto entre la gran variedad de alternativas que existen en el mercado.

Y en estos brotes repentinos de acné no solo tiene que ver la formulación del producto, sino también la herramienta con la que se aplica. Muchas veces, por pereza, no lavamos tan frecuentemente como sería aconsejable las brochas de maquillaje, o no lo hacemos con el producto indicado. Los rectos de maquillaje acumulados en la brocha y luego puestos de nuevo en la cara, en le siguiente uso de la herramienta, es otro factor que puede provocar que nuestra piel reaccione. De la misma forma, si vas a aplicar el producto con los dedos, asegúrate de tenerlos limpios para evitar la propagación de las bacterias.

¿Cómo elegir el colorete adecuado?

Ya hemos mencionado que es clave acostumbrarse a leer la lista de ingredientes de los productos. De esta forma nos iremos familiarizando con los elementos que debemos descartar. Además de esto, no toda la buena praxis para evitar granitos reside en la aplicación del producto. Igual de importante es llevar a cabo una rutina de limpieza adecuada y constante, una hidratación específica para pieles acnéicas y un tratamiento indicado para el acné pautado por un especialista, así como desmaquillarnos cada noche.

Por todo lo dicho, se podría pensar que una persona con tendencia acnéica tendría que rechazar el colorete en crema y decantarse preferiblemente por las fórmulas en polvo, pero esta conclusión no es del todo exacta. Y es que a pesar de tener una textura mucho menos oleosa, los coloretes en polvo también pueden contener ingredientes comedogénicos. Por lo tanto lo importante no es la apariencia de la fórmula, sino su contenido. Lo mejor es familiarizarse cuanto antes con los ingredientes a evitar, identificarlos y expulsarlos del neceser.

En cuanto a decantarse por una fórmula en crema o en polvo depende más del tipo de piel: una persona de piel seca preferirá las primeras porque le aportarán esa jugosidad que le falta a su tez, mientras que las segundas serán del agrado de las personas con pieles grasas puesto que ejercerán una función matificante.



Fuente: Leer Artículo Completo