Colorete rojo: el tono que funciona en todas las pieles

Colorete rojo: el tono que funciona en todas las pieles

Todo parece indicar que el blush tendrá un gran protagonismo en 2022. La tendencia de los tonos neutros y pieles limpias había reducido mucho el uso de este producto, pero como las modas son cíclicas -ya hablamos de la vuelta de las cejas finas-, esta temporada, el colorete vuelve a por todas.

Si hay una época en la que el blush se convirtió en la estrella del maquillaje es los años 80. El exceso y la creatividad rigieron los beauty looks de esta década y la colocación del rubor no se limitaba a las mejillas, sino que también se podía ver aplicado en las sienes. Esta temporada, quizás ese exceso no lo veamos en las propuestas de a pie, pero sí que el color volverá a las mejillas. Según ha marcado la pasarela, se tiñen las manzanas de las mejillas con una pigmentación más bien alta, consiguiendo ese look de cara saludable tan demandado en otras épocas.

https://www.instagram.com/p/CVV75XAv7T3

A post shared by Makeup Artist Patrick Ta (@patrickta)

Entre todos los tonos disponibles, hay uno que destacará especialmente, uno que supone toda una novedad, puesto que a priori, puede resultar demasiado atrevido. ¿Habías pensado alguna vez en aplicar colorete rojo sobre tus mejillas? Si lo piensas no es tan descabellado, pues es el tono natural que adquiere el rostro cuando corremos detrás del autobús, subimos apresuradamente las escaleras o tras estar un rato en la calle, durante los días de invierno. Precisamente, esta reacción del cuerpo es el motivo por el que este encendido color queda bien en todo tipo de pieles, ¡sin excepción!

No es la primera vez que este color se intenta posicionar como tendencia, pues hace unos meses, en Tiktok, donde actualmente emergen algunas de las tendencias de belleza más seguidas, ya se hizo viral un truco que trataba de dar ese aspecto rojizo a las mejillas. En concreto, el tip consistía en poner lápiz labial rojo sobre las mejillas antes de aplicar la base de maquillaje. Independientemente del resultado es un procedimiento en el que se desperdicia bastante producto, y más teniendo en cuenta que en el mercado se pueden encontrar coloretes de este tono.

Otra técnica más rudimentaria que también tuvo su seguimiento en la red social fue pellizcar suavemente nariz y pómulos para obtener ese enrojecimiento de manera natural, sin embargo, este resultado es tan efímero, que no merece la pena ponerlo en práctica.

Afortunadamente, en el mercado existen infinitas opciones en polvo, crema (te resolvemos las dudas sobre si provoca brotes de acné), líquido o gel y con diferentes pigmentaciones, para elegir la que más se adapte a tus gustos y necesidades. Y lo mejor es que sea cual sea tu opción no tendrás que preocuparte por que encaje con tu colorometría, pues al buscar ese efecto natural producido por el propio cuerpo, encaja con todo las estaciones de color.

Para conseguir un efecto natural y translúcido, escoge un producto en crema o líquido, pon un poco sobre tus dedos y puntea suavemente las mejillas sin sonreir -si lo haces sonriendo, cuando dejes de curvar tu boca, el color quedará más abajo de lo deseado y producirá un efecto de rostro caído que no deseamos-. Si quieres más intensidad repite la operación o trabaja directamente con un producto en polvo.




Fuente: Leer Artículo Completo