Cómo conseguir el efecto 'microshading' y aumentar tus cejas

Cómo conseguir el efecto 'microshading' y aumentar tus cejas

Las cejas, al igual que los ojos, han cobrado un protagonismo especial desde que la mascarilla llegó a nuestras vidas. Por eso se han desarrollado técnicas de maquillaje semipermanente como el microblading o el microshading. El uso generalizado de la mascarilla ha provocado que la tendencia termine de despegar. Esto ha implicado que miremos nuestras cejas mucho más de cerca y las queramos cargadas de volumen y perfectamente perfiladas.

Este último es una técnica de sombreado de la ceja perfecto para las finas porque da efecto de volumen y densidad y encuadra la mirada. Pero para conseguir los efectos de esta técnica no es necesario apostar por ellos de forma semipermanente, también se puede conseguir con técnicas de maquillaje, tal y como revela Eliecer Prince, National Makeup Artist de Guerlain, que da las claves para conseguirlo con resultado natural.

Espejo de aumento y luz natural

Así podremos ver al detalle la zona que queremos maquillar y realmente cómo se ve el vello a la luz para evitar dejarnos huecos o que la luz artificial falsee el efecto.

Cepillado

“Primero hacia arriba y después en dirección a la cola de la ceja para apreciar bien las zonas en las que será necesario utilizar más producto. Que sea con un cepillo perfectamente limpio para no dejar residuos que después entorpezcan el trazo”, señala el experto.

Rellena

Este será el primer paso para comenzar a pintar las cejas: “Hay que fijarse en las zonas más despobladas y con espacios entre los pelos y deslizar sobre ellas el producto siguiendo siempre la dirección de estos para conseguir un resultado homogéneo”, explica. Esta técnica de maquillaje se realiza básicamente con gel de cejas, para dar más color, repartir mejor el producto y fijar también el vello y, en definitiva, el resultado del maquillaje de cejas.

Forma y grosor

Este es el paso clave: “Ahora sí es momento de alargar, crear ángulo o ensanchar las cejas. Pero cuidado. Para abrir al máximo la mirada, conviene ‘agrandar’ por la parte de arriba y no por la zona inferior de la línea de la ceja, algo que empequeñecería el ojo”, concede el maquillador.

Dar con tu tono

El gel debería ser exactamente como las cejas para que el resultado sea natural. “Lo ideal es que el gel sea del color exacto al pelo de la ceja, pero ante la duda, que sea un poco más claro. De este modo se evita el antinatural efecto tatoo”, indica el experto en maquillaje.




Fuente: Leer Artículo Completo