Cómo sujetar el pecho con cinta adhesiva en verano

Cómo sujetar el pecho con cinta adhesiva en verano

Todo el año esperando la llegada del verano y realmente hay en ciertos aspectos que nos fuerza a tomar duras decisiones: o lucimos un pecho colocado justo donde queremos o nos decantamos por esos tops y vestidos de escotes originales, pero que nos impiden usar sujetador. No llevar esta pieza de ropa interior es una opción tan válida como cualquier otra, pero lo cierto es que hay mujeres que no se siente cómoda sin ninguna sujeción, ya sea por el tamaño de su pecho o por motivos más arraigados a la cultura y a la sociedad.

Hasta ahora en el mercado habíamos encontrado algunas soluciones al problema, como los sujetadores adhesivos o los de tirantes multiposición. Pero siendo sinceras, no eran alternativas efectivas al cien por cien. Desde hace algunos años hay otra opción que ha tomado fuerza y es que su efectividad y su funcionalidad la avalan. Se trata de la cinta adhesiva para el pecho, una tira de tela con adhesivo, especialmente diseñada para sujetar el pecho. Al no tener una posición predefinida, tú decides si la colocas con el objetivo de juntar los senos, elevarlos o simplemente, mantenerlos en su sitio.

Es posible que la idea venga de una multitud de chicas que en pasado tuvieron que recurrir a la cinta adhesiva tradicional para lograr una solución más o menos aceptable. Sin embargo, este producto es más respetuoso con la piel, no deja residuos al retirarlo y promete mantenerse en su sitio durante horas aunque sudes o lo mojes. Y por su asequible precio, merece por lo menos una oportunidad.

Cómo colocar la cinta adhesiva para el pecho

En primer lugar si tienes la piel sensible, debes testar que el producto no haga reaccionar tu piel. La mayoría de estas tiras están diseñadas con materiales hipoalergénicos pero para asegurarte, pon un pedazo de la misma sobre la piel de tu brazo seis horas antes del momento en que vayas a usarla. Tras retirarla, observa se la piel se ha enrojecido o si en ese tiempo te ha producido picor o escozor.

Si no es así puedes pasar a colocarla en el pecho. Antes de aplicarla, ponte la prenda de vestir que vayas a usar y pídele a alguien que dibuje su contorno con un lápiz de ojos sobre tu cuerpo. De esta manera sabrás cuáles son los límites donde puede colocar la cinta adhesiva sin que se vea. Antes de poner la cinta, asegúrate que tu piel está limpia y sea, por tanto, no utilices crema hidratante en la zona donde vas a ponerla, ya que disminuiría su adherencia.

Para escotes pronunciados

Sostén el pecho en la posición deseada y aplica la primera tira de abajo hacia arriba tensionándola en función de la altura que desees. Puedes reforzar la sujeción poniendo dos pedazos de tira más pequeño en los laterales.

Para tops sin tirantes

https://www.instagram.com/p/CI9XrfZg-g6

A post shared by NUE /new/ n. (@the_brand_nue)

En este caso, lo más sencillo es construir un bandeau con la cinta adhesiva. Para asegurar mayor sujeción hazlo de manera vertical posicionando pequeñas tirans de abajo hacia arriba. Hazlo comenzando por la zona que limita con la axila y ve ampliando hacia dentro. De esta manera, si tienes que dejar el centro libre, porque queda al descubierto, no tendrás problemas de sujeción.

Para los escotes más complicados

Las dos opciones anteriores quizás no sean tan complejas, pero hay otro tipo de blusas y vestidos que tienen unos diseños con los que realmente parece imposible llevar nada debajo. Sin embargo, la adaptabilidad de este elemento, permite adecuarlo justo al tamaño del pedazo de tela que se lleva sobre el pecho. Para estos casos vamos construir dos copas individuales con la cinta tan amplias como nos permita el escote. Para ello debes aplicar tiras horizontales desde la parte inferior del seno hasta la altura que permita el diseño de la prenda. Puedes reforzarlo con dos tiras verticales a cada lado.




Fuente: Leer Artículo Completo