Cuál plancha usar según tu tipo de pelo

Cuál plancha usar según tu tipo de pelo

Muchas son las planchas de pelo que copan hoy el mercado. Saber cuál elegir dependerá de tu tipo de cabello. Las hay más anchas, más estrechas, con cables, sin ellos, de cerámica, que liberan iones, flotantes, pequeñas, que rizan y alisan… En definitiva, infinidad de modelos, pero también de marcas. La conclusión es que ante tal abanico de posibilidades, no sabemos bien con cuál quedarnos.

Y es que, además, no todas las planchas son aptas para todos los tipos de pelo y más concretamente, hay una plancha más adecuada para cada tipo de pelo. Así, no solo se obtendrán mejores resultados, sino que también se conseguirá que el pelo se vea más sano y que el peinado dure más tiempo intacto. Así que, dime cuál es tu tipo de pelo y te diré cuál es la plancha que necesitas.

Sabemos que parece una contradicción pero es posible encontrar una plancha de pelo que se adapte a todos los tipos. En concreto es esta de Ghd, que predice y se adapta a las necesidades del cabello. Reconoce el tamaño de la sección de cabello y adapta su potencia para garantizar una temperatura homogénea, lo que hace que el cabello esté mucho más sano pero ofreciendo mejores resultados. Cuesta 265 euros.

¡La quiero!

El pelo rizado es el más difícil de alisar por su estructura, por lo que necesita planchas más potentes pero deben también cuidar el pelo. Además, conviene que sean de placas flotantes. Estas de Dyson están hechas de aleación de cobre y manganeso y se doblan alrededor del cabello para darle forma de manera precisa. Cuestan 499 euros.

El pelo teñido suele dañarse mucho más con el calor y con la plancha este suele durar menos, por eso, se debe apostar por planchas con termocontrol. Esta, además de controlar la temperatura y elegir el tipo de pelo del que estamos planchando, está hecha para proteger el color y que este dure más tiempo. Es de Braun (39,59 €).

¡La quiero!

El pelo fino, además de que no tiene demasiado volumen también se daña mucho más fácilmente, por eso, además de protegerlo, necesita unas planchas que no lo carguen de electricidad estática, que no le resten cuerpo cuando lo alisen pero que le aporte brillo, y reste encrespamiento. Eso lo consiguen las planchas de cerámica como estas de Rowenta (129,99 €).

¡La quiero!

Cuanto más pelo se tenga y más largo más calor y eficacia se necesitará y eso se logra con planchas más anchas, que alisan mucho más rápido. Una opción es esta de Ghd (219 €).

¡La quiero!

Las melenas que se quiebran fácilmente necesitan más cuidados que el resto y eso implicaría no usar herramientas de calor que las dañan aún más. Las planchas de vapor son un remedio en ese sentido porque trabajan con agua y no con calor directamente . Esta de L’Oréal consigue alisar dos veces más rápido y con un un 78% menos rotura. Está disponible en Douglas por 244 euros.

¡La quiero!

Los bobs o medias melenas al tratarse de pelo con menos longitud no se necesitarán placas tan largas y una más fina como esta dará más precisión. De Babyliss (49,37 €).

¡La quiero!

Fuente: Leer Artículo Completo