De la despensa al aseo: ¿qué son los baños de mostaza?

De la despensa al aseo: ¿qué son los baños de mostaza?

Imagina la siguiente situación: tienes una tarde libre y has decidido dedicártela a ti misma. El pack incluye un ratito de lectura, tu serie preferida y una buena mascarilla facial -esta es la preferida de Halle Berry-. Como remate final, el gran clásico: un baño relajante sin horarios ni interrupciones.

Para este último preparas tu esencia preferida, el gel más espumoso, unas velas aromáticas e incluso una bomba de baño de esas que desprenden colores y olores según se van desintegrando en el agua. ¿Ya lo tienes todo? ¿Y si te dijéramos que quizás te deberías dar un paseo a la cocina, antes de meterte en la bañera?

https://www.instagram.com/p/CDt_sxNFowS

A post shared by Celia Saco (@celiasaco)

La última tendencia en baños relajantes apunta a añadir un poco de mostaza a estas sesiones acuáticas de mimos. En realidad esto no es ninguna novedad, pues ya los ciudadanos del Imperio Romano recurrían a esta especia animados por las propiedades que se vinculaban a ella. Y es que no son pocas. Según quienes ya han probado estas exóticas inmersisones, esta semilla alivia el estrés, el insomnio, el dolor muscular y la presión de los senos nasales. Además, tiene propiedades desintoxicantes y antiflamatorias que ayudan a la piel a desprenderse de aquello que no necesita.

No hace falta que acudas a la despensa a por el frasco de mostaza, pues en el mercado existen preparaciones especialmente diseñadas para estas sesiones relajantes. Estas complementan las propiedades de esta semilla con otros ingredientes, creando potentes fórmulas para que tu baño sea un oasis de tranquilidad en medio del caos de la ciudad.

Dr. Singha comercializa un preparado que mezcla esta exótica especia con bicarbonato y algunos aceites esenciales. Mientras que la primera está destinada a ayudar a disminuir la inflamación en el cuerpo, el objetivo del bicarbonato de sodio es ayudar a reducir la acidez en el cuerpo. Los aceites de eucalipto, gaulteria, romero y tomillo prometen ayudar al cuerpo «a sanar de adentro hacia afuera», según la marca. Lo que es seguro, es que este mix resulta increíblemente hidratante y deja la piel sedosa y aterciopelada.

¿Cómo se prepara el baño de mostaza?

El ritual comienza con la preparación del baño. Comienza llenando la bañera de agua caliente -no es algo que es conveniente hacer todos los días, debemos reservarlo para ocasiones especiales- y añade una cucharada colmada de la preparación a base de polvo de mostaza. Silencia el móvil, selecciona tu playlist preferida y permítete unos 15 o 20 minutos de relax. «Los poros se abren con el agua caliente, por lo que se facilita la absorción a nivel de la piel; respiras el aroma del eucalipto, que energiza el cuerpo. Y también te estás permitiendo un tiempo ininterrumpido a solas para conectar contigo misma», afirma Anna Searles, fundadora de Dr. Singha, para Byrdie.

Los expertos afirman que para que la experiencia sea de lo más gratificante, lo ideal es hacer el ritual por la noche y acompañarlo de una ducha fría y una exfoliación corporal. Tras todo esto, se debe dejar el cuerpo descansar: «Deja que esa energía se mueva y haga el trabajo que necesita hacer», apunta Searles.



Fuente: Leer Artículo Completo