El 'bowl cut': el corte de pelo que estiliza el cuello corto

El 'bowl cut': el corte de pelo que estiliza el cuello corto

Las tendencias en peinados apuestan sus cartas al pelo corto esta temporada. El bob lleva años posicionándose como el corte de pelo rey, pero otros como el ‘clavicut‘ están arrebatando terreno e, incluso, han ganado presencia aquellos que creíamos no volver a ver jamás, como el corte de pelo tazón.

Si has nacido en la década de los años 70 o en los 80 te suena y si no, seguro que recuerdas alguna fotografía antigua en la que tus familiares lucían el pelo corto con el contorno redondeado en la parte superior y ligeramente más corta en la inferior cuando eran niños. Este peinado, también conocido como ‘bowl cut’, ahora vuelve pisando con gran fuerza entre las corrientes de belleza y se postula como uno de los más idóneos para dar un toque moderno a cualquier look.

https://www.instagram.com/p/B3SpuN2h_h6

A post shared by Charlize Theron (@charlizeafrica)

De índole vintage pero aires retro, el nombre del ‘bowl cut‘ toma origen en la forma a la que recuerda, la de un bowl, pero también es conocido coloquialmente como el «corte champiñón«, ya que el efecto visual que logra el cabello rodeando al rostro puede asemejarse a este hongo.

Las tendencias dictan ahora que promete ser uno de los cortes de pelo más sonados entre las más atrevidas. Vuelve en diferentes versiones y es uno de los más favorecedores para aquellas que sean bajitas o tengan el cuello corto ya que al ser un peinado mínimo consigue alargar la figura.

https://www.instagram.com/p/BG54liNpmOa

A post shared by Zendaya (@zendaya)

Uno de los requisitos imprescindibles del ‘bowl cut’ es el flequillo. Debe ser largo para acentuar el corte y crear una sensación mayor de densidad en el pelo. Si además se realiza en cabellos finos y se busca conseguir un volumen mayor, se puede cortar más la parte de abajo, incluso con maquinilla, y así crear casi un ‘undercut’.

No existe un largo ideal para lucirlo pero sí que no debería pasar de la zona de las orejas y, aunque no lo parezca, se puede llevar tanto despeinado y con ondas o muy liso, todo depende de la textura del cabello.

Un ‘bowl cut’ despeinado creará una sensación de consistencia capilar, llegando a parecer que existe una cantidad mayor de la que hay. El liso y redondeado, en cambio, es el más habitual y el que mejor define a su puesta en escena, pero se pegará más a la cabeza y resulta ideal para las que tienen demasiado pelo ya que reduce -un poco- el encrespamiento.

Lo mejor del ‘bowl cut’ es que se puede combinar con otros peinados, como con un bob muy corto y también su flequillo permite jugar con diferentes formas y llevarlo recto o de lado. Una demostración más de que tanto el mundo de la moda y de la belleza forman parte de un sistema circular en el que parece que nada está inventado: todo vuelve.




Fuente: Leer Artículo Completo