El delineador negro de Meghan, su sutil homenaje a Diana en la entrevista que lo cambió todo

El delineador negro de Meghan, su sutil homenaje a Diana en la entrevista que lo cambió todo

Este domingo en horario de máxima audiencia, la CBS ha emitido la entrevista que Meghan Markle y el príncipe Harry han concedido a la periodista Oprah Winfrey. El televisivo encuentro ha durado dos horas, con las pausas publicitarias incluidas y ha tenido reveladoras declaraciones.

Para la esperada entrevista, la primera concedida desde que la pareja se alejó de la familia real y que ha sido un éxito de audiencia, Meghan Markle lucía un vestido en blanco y negro con detalles florales. Además de usar un simbólico brazalete de diamantes que perteneció a la princesa Diana, también con el maquillaje la duquesa de Sussex ha honrado con sutileza a la madre del príncipe Harry. El delineador de ojos oscuro en los ojos de Markle ha contribuido a enfatizar su mirada cargada de emoción y a la vez recordaba al delineador que enmarcó los ojos de Diana en la entrevista que concedió en 1995 y donde reconoció los problemas de su matrimonio ante más de 20 millones de espectadores.

En la controvertida entrevista con Martin Bashir de la BBC, Diana habló sobre la realidad de su relación. Para mostrarse ante las cámaras y como hizo tras su divorcio, la princesa de Gales dijo adiós al delineador azul que solía escoger en su juventud y apostó por el negro, una elección que representaba el tono de lo que lady Di estaba pasando en ese momento. Además, este sencillo gesto fue toda una declaración de intenciones: su mirada estaba destinada a indicar confianza y control. Así, con los ojos parapetados por el kohl, pronunció su célebre frase: "Éramos tres en este matrimonio, así que estaba un poco abarrotado".

Ante una audiencia millonaria, en la entrevista con Oprah de esta madrugada, la elección de maquillaje de Meghan Markle simboliza una apuesta audaz y empoderada, similar a la de la princesa Diana durante sus confesiones televisivas. La duquesa de Sussex se ha mostrado ante las cámaras con sus ojos con eyeliner negro, que contribuye a hacer más evidente cualquier emoción. Además, el maquillaje de Markle se asemeja al que llevaba antes de vincularse a la familia real británica, cuando apostaba por las sombras de ojos oscuras para enfatizar su mirada y que abandonó cuando se casó con Harry y su estilismo transitó hacia tonos más naturales. Con esta vuelta al rotundo negro todo parece indicar que Meghan está tomando de nuevo las riendas de su vida.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo