El estiramiento de labios, la cirugía de moda

El estiramiento de labios, la cirugía de moda

La moda de los labios gruesos parecía haber desaparecido con la salida de los primeros 2000, pero la vuelta de las tendencias estéticas de aquella época los ha traído de nuevo a este 2022. Si es una apariencia que te gusta y buscas aumentar el volumen de tu boca, probablemente hayas oído hablar de los rellenos de labios, tanto de las infiltraciones de bótox, como de ácido hialurónico o incluso técnicas de maquillaje como los gym lips. Pero hay una cuarta opción, no tan conocida hasta ahora que está marcando una diferencia real para aquellos que deciden dar el paso de someterse a ella.

Se trata del estiramiento de labios, también llamado lip fit, una intervención bastante desconocida hasta hace dos años, pero que en los últimos meses está siendo bastante demandada en las consultas de los cirujanos. Esta cirugía consiste en acortar la distancia que existe entre la nariz y los labios creando una apariencia mucho más juvenil y unos labios más turgentes y rellenos. Es cierto que esta operación, de dos años hacia atrás sí se practicaba, pero se reservaba prácticamente para pacientes mayores, en combinación con un estiramiento facial, para un rejuvenecimiento general del rostro.

Por otro lado, las tendencias en cuanto a rellenos de labios han evolucionado y ya no se solicita simplemente un aumento de labios. Muchos pacientes optas por la modificación de su estructura y forma natural, buscando una mayor definición y esto es algo que se puede abordar con mucha precisión y elegancia a través del lip fit, con un resultado que, además, durará en el tiempo.

¿Cómo se realiza el levantamiento de labios?

Es rápido, fácil y no suele tener complicaciones. Se realiza con anestesia local y la intervención suele durar menos de una hora. Se talla una tira de piel entre la nariz y los labios para elevar el borde de estos últimos y obtener una boca más realzada y mayor definición en el arco de Cupido, obteniendo unos labios curvos, prominentes y nítidos. Este es el procedimiento general, una vez en quirófano, los cirujanos evalúan cada caso y cabe la posibilidad de manipular la forma de la incisión para realizar cambios sutiles en el arco de Cupido, por ejemplo realzando sus picos o minimizando asimetrías.




Fuente: Leer Artículo Completo