El mensaje sobre las canas que lanza 'And just like that'

El mensaje sobre las canas que lanza 'And just like that'

La presión que sienten las actrices -y las mujeres, en general- por mantenerse eternamente jóvenes, como si esto fuera un sinónimo de ser válidas es un hecho. Y cuando una ficción vuelve diez años después de su último capítulo en pantalla, el público podría esperar que las protagonistas permanezcan igual, pero ese tiempo ha dejado su huella en las actrices -evidentemente-. Es el caso de la popular And just like that, la secuela de Sexo en Nueva York, cuyo regreso ha generado opiniones para todos los gustos.

La aparición de canas es uno de los factores que delatan el paso del tiempo. Afortunadamente, gracias a referentes como Ángela Molina, Andie MacDowell o la propia reina Letizia, que deciden lucirlas sin complejo, estos cabellos grises se han deshecho de todos los adjetivos negativos a los que se asociaban, se han ido desligando de prejuicios asociados a la dejadez y se han quedado con lo que objetivamente significan: el paso del tiempo sin culpa ni complejo.

Este tema no podía obviarse en la serie del momento. Su protagonista, más bien su alter-ego, Sarah Jessica Parker, ya había dejado muy claro su postura al respecto. Hace unas semanas declaró para Vogue: «Casi se siente como si la gente no quisiera que estemos perfectamente bien en el lugar en el que estamos… ya sea que elijamos envejecer de forma natural y no vernos perfectos, o si hacemos algo si eso hace te sientes mejor. Sé cómo me veo. No tengo otra opción. ¿Qué voy a hacer al respecto? ¿Dejar de envejecer? ¿Desaparecer? «, reclamaba la intérprete.

En la serie, es únicamente Miranda quien decide dejar sus canas al descubierto, motivo suficiente para que estos cabellos grises se conviertan en uno de los temas a tratar en el primer capítulo. Durante uno de los envidiables brunches entre el grupo de amigas, Charlotte (Kristin Davis) le pregunta directamente a la abogada si tiene previsto teñir sus canas antes de volver a la universidad para obtener su máster en Derechos Humanos.

La respuesta de Miranda es de esas que se merecen propagarse en redes sociales con el hashtag #bigquotes: «Hay problemas más importantes en el mundo que tratar de mantenerse joven». Sus amigas aplauden su actitud y Carrie (Sarah Jessica Parker) asegura que el cabello de su amiga es fabuloso. A pesar de la empoderadora actitud de la letrada, en cierto momento, mira su cabello en el reflejo de una ventana mientras la inseguridad acecha, y es que no es fácil arrancar un prejuicio social cultivado durante décadas.

En este capítulo, tanto Carrie como Charlotte admiten que colorean sus cabellos blancos, además, durante el metraje se hacen constantes guiños a la temática, no solo en cuanto al cabello femenino, sino también al de los protagonistas masculinos. En una escena, Carrie bromea con Mr. Big y le recuerda que antes su cabello era negro.

De esta forma, los guionistas y productores de And just like that han apostado por representar mujeres en la cincuentena con las características propias de estas, algo que puede hacer que las espectadoras se sientan identificadas. Al mismo tiempo, esta caracterización realista ayuda a que las mujeres no establezcan unos estándares irreales con el paso del tiempo.



Fuente: Leer Artículo Completo