¿Es la psoriasis una enfermedad autoinmune?

¿Es la psoriasis una enfermedad autoinmune?

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria y crónica que afecta a la superficie de la piel. Aunque en algunas ocasiones puede afectar también de las articulaciones, lo más habitual es aparezca en forma de lesiones rojizas y escamosas que se instalan en codos, rodillas, antebrazos e incluso uñas.

Existe cierta predisposición genética en las personas que la padecen, pero no se trata de una enfermedad de carácter hereditario, sino que más bien suelen estar involucrados otros factores desencadenantes y relacionados con el sistema inmune. Aun así, en torno a un tercio de los pacientes que la padecen tienen también familiares con psoriasis.

El estrés o el sobrepeso son factores desencadenantes

A pesar de que se desconoce el origen de esta afección, desde la Asociación Española de Dermatología afirman que se trata de una causa inmunitaria que afecta al 2% de la población. Lo más habitual es que la psoriasis aparezca en la juventud o el principio de la edad adulta, lo que hace que afecte a personas de entre los 15 y los 35 años.

Junto a la predisposición genética, los factores desencadenantes que más contribuyen a desencadenar la enfermedad en la piel son el sobrepeso o la obesidad y el estrés. Así y según apuntan desde la Asociación Española de Dermatología “uno de los objetivos terapéuticos presentes al tratar a un paciente con psoriasis es corregir estilos de vida no saludables: eliminar alcohol, tabaco y estrés es básico si queremos evitar que se desencadene la enfermedad cuando hay predisposición genética”.

Igualmente, desde el mismo colectivo subrayan la importancia de reducir otros factores de riesgo asociados como las patologías cardiovasculares, la obesidad o los cuadros depresivos.

Los síntomas principales y más habituales son el picor en la piel y el dolor de las propias lesiones que se caracterizan por tener un aspecto de costra o placa recubierta de escamas blanquecinas. El diagnóstico llega de la mano de un dermatólogo, cuando el paciente ve aparecer sus primeras lesiones.

¿La psoriasis tiene cura? ¿Y tratamiento?

Como sucede con la mayor parte de las enfermedades crónicas, la psoriasis no tiene cura, sino que se trata de una enfermedad que acompaña al paciente durante toda su vida. Sin embargo, existe tratamiento enfocado a mejorar los síntomas y el día a día de quienes la padecen.

Aunque el tratamiento depende del grado de psoriasis y el cuadro clínico de cada persona, lo más habitual es que el dermatólogo recete varios fármacos de uso tópico. Este tipo de cremas y pomadas buscan mejorar el picor y el aspecto de las lesiones. Otra de las alternativas más recomendadas y que puede combinarse junto a las cremas es la fototerapia a partir de luz ultravioleta.

En los casos más graves es frecuente que el dermatólogo recete también fármacos por vía oral destinados directamente a tratar los procesos autoinmunes que originan los brotes.

Vía: Women’s Health ES

Fuente: Leer Artículo Completo