Este es el ingrediente natural (que ya usaban las abuelas) que tu piel necesita este otoño para brillar

Este es el ingrediente natural (que ya usaban las abuelas) que tu piel necesita este otoño para brillar

Cada cierto tiempo aparecen nuevos activos cosméticos para el cuidado del rostro, donde los más recientes han sido los hogos, el CBD o las algas. Pero el mercado de la belleza también ofrece desde hace muchos años ingredientes que no son tan raros pero que, en cambio, proporcionan múltiples beneficios al cutis, como son el ácido hialurónico o la glicerina, que han resistido la prueba del paso del tiempo por sus capacidades hidratantes. El primero se usa en cosmética desde finales de los noventa, pero el segundo es un componente que ya utilizaban nuestras abuelas.

La glicerina es un líquido incoloro e inoloro que atrae y retiene el agua como si fuera una esponja, dejando la piel hidratada, elástica y tersa. Y es esta característica la que la ha convertido en un componente clave, no solo presente en las cremas hidratantes, sino que también forma parte de la formulación de limpiadores, protectores solares e incluso desinfectantes de manos. Además, tiene propiedades antimicrobianas, por lo que también se usa comúnmente para tratar lesiones de la piel como quemaduras y algunas afecciones inflamatorias; por lo quees perfecta para las pieles que se irritan y enrojen fácilmente.

Cuando se combina con activos emolientes (escualeno o ceramidas) y oclusivos (vaselina y lanolina) forma el cóctel perfecto para atraer y retener la humedad de la dermis. Así que si después de leer las etiquetas de tus cosméticos preferidos ves que no incluyen glicerina, puedes incluirla perfectamente tú misma. ¿Cómo? En Amazon y en algunas droguerías específicas venden la que es de origen vegetal. Agrega unas gotas a tu crema facial y mezcla bien para que ligue bien con la fórmula o aplícala directamente sobre el rostro antes de usar alguna herramienta de belleza tipo rodillo de jade o gua sha para facilitar su deslizamiento a la vez que proporcionas un extra de hidratación a tu piel.

Aparte de aplicarla en el rostro también puedes buscar productos para el cuerpoo para la hora del baño que contengan este ingrediente. De esta forma mantendrás hidratada la piel de pies a cabeza, especialmente cuando comienza a hacer más frío. Por último, recuerda que los geles desinfectantes que la incorporan no resecarán tanto tus manos como los que no lo contienen.

Fuente: Leer Artículo Completo