Irene Esteve, la dentista de las sonrisas de los famosos

Irene Esteve, la dentista de las sonrisas de los famosos

La mascarilla ha sido la responsable de ocultar la sonrisa durante largos meses. Ahora, parece que cada vez se empieza a restringir más su uso y podemos volver a presumir de dientes de anuncio. Y es que dados los avances de la odontología y tal y como nos confirma Irene Esteve, especialista en estética dental, hoy en día, tener una sonrisa bonita está al alcance de cualquiera.

Hablamos con la doctora de sonrisas, blanqueamientos y carillas. De cómo han evolucionado los procesos de colocación de las mismas -ella las coloca sin modificar la superficie del diente– y de otros tratamientos innovadores. También de la importancia de la estética en la autoestima.

Doctora, para entrar en terreno, ¿cree que los españoles le damos a la salud bucal la importancia que tiene?

Estos últimos años hemos notado quela gente está cada día más preocupada por su aspecto y esto viene muy asociado al modo de vida y, en el caso de la sonrisa, a lo sanaque está. Una sonrisa sana al final es símil de sonrisa bonita yambos conceptos están relacionados.

https://www.instagram.com/p/CUA0z8UgXA5

A post shared by Dra. Irene Esteve (@dra.irene.esteve)

¿En qué condiciones de salud tiene que estar una dentadura para afrontar un tratamiento estético? ¿ Y en los casos concretos de un blanqueamiento y un proceso de aplicación de carillas?

Es fundamental que, antes de realizar un tratamiento tan importante como es un blanqueamiento o unas carillas, tengamos una perfecta boca sana; es decir, que no haya enfermedad periodontal, que no haya caries… Por eso hay que hacer una revisión previa y tratar todos los problemas para poder continuar.

Una vez que hemos cubierto la parcela de la salud, ¿qué tratamientos estéticos considera básicos para tener una sonrisa 10?

Para tener una sonrisa 10 no existen los tratamientos básicos. Hay gente que tiene mucha suerte y ya tiene una sonrisa bonita pero normalmente hay que pasar por varios procesos, que suelen comenzar por un tratamiento de ortodoncia, bien sean brackets o invisalign (yo siempre utilizo este último). Posteriormente, me gusta recomendar un blanqueamiento dental y lo que aporta ese top 10 a la sonrisa es la aplicación final de las microcarillas de porcelana.

Uno de los tratamientos más demandados es la aplicación de carillas dentales, ¿qué ventajas tiene este procedimiento frente a otros como los blanqueamientos?

Las carillas dentales tienen la ventaja frente al blanqueamiento de que aportan una luminosidad y un color que son imposibles de ver en la naturaleza. Digamos que también podemos hacer carillas con colores más naturales pero solo la porcelana nos permite verdaderamente conseguir blancos que, después de muchos tratamientos blanqueadores, sería imposible lograr en un diente normal. Además, no todos los dientes se blanquean de la misma manera ni todos los pacientes tienen los mismos resultados. Con las carillas tenemos mucho más gama de color y podemos ser más precisos a la hora de seleccionar y conseguir el tono soñado.

Usted además está especializada en la aplicación de microcarillas de porcelana, ¿cómo son las microcarillas que usted trabaja? ¿Qué las diferencia de las carillas al uso?

Las carillas que yo empleo son de fabricación propia. Es un producto que desarrollamos nosotros después de años de investigación. Son muy resistentes y muy muy finas. Esto nos aporta una translucidez que da una apariencia muy natural y nos permite no tocar en absoluto el diente. Es decir, yo pongo las carillas encima de tu propia sonrisa. Podría quitarlas mañana y no habría ninguna diferencia entre el diente que tenías antes de colocarlas.

Una vez realizado un tratamiento de carillas, ¿cuáles son las pautas a seguir? ¿Qué mantenimiento necesita?

Al terminar el tratamiento de carillas hay que seguir una serie de revisiones que voy pautando a mis pacientes, pero la verdad es que no hay mucha diferencia con el cuidado normal. Lo importante es el cepillado, el paso del hilo dental y el irrigador, como cualquier persona.

¿Cualquier persona puede conseguir una sonrisa de anuncio?

Cualquiera puede conseguir una sonrisa de anuncio. Con dedicación, tiempo y paciencia cualquier sonrisa puede llegar a niveles extraordinarios.

¿Qué factores tiene en cuenta usted a la hora de abordar el diseño de una sonrisa?

Cuando voy a diseñar una sonrisa necesito conocer a mis pacientes. Me gusta sentarme con ellos, hablar, entenderles, conocerles, que me cuenten un poco su historia, su vida, qué quieren y qué esperan. Veo sus rasgos faciales, la forma de sonreír, si son más tímidos o más agresivos, más divertidos o serios… Esto influye muchísimo a la hora de diseñarla sonrisa y elegir un color. Yo debo escoger un diseño pero al final cuento mucho con la opinión del paciente porque los dientes son suyos y yo tengo que ayudarle a conseguir la sonrisa que necesita y que desea.

https://www.instagram.com/p/CSXN_FXsUu1

A post shared by Dra. Irene Esteve (@dra.irene.esteve)

¿Acuden los pacientes a consulta confundidos entre los resultados que se pueden obtener con un blanqueamiento y con carillas? ¿Cuáles son las diferencias fundamentales?

Concretamente mis pacientes tienen bastante clara una cosa y la otra. La diferencia es muy grande. El color que se consigue con las carillas es imposible de alcanzar con el blanqueamiento. Digamos que el blanqueamiento es un paso anterior. Hay gente al que le gusta el resultado pero, quien quiere más, debe optar por las carillas.

¿Qué importancia tiene la sonrisa en la percepción global de la cara?

Se calcula quela sonrisa influye en un 70 por ciento de la estética facial. Es decir, que una sonrisa lo cambia absolutamente todo. Hay gente a la que le cambia la cara todo cuando pasa de tener unos dientes oscuros o tintados por la tetraciclina, por ejemplo, y les aportamos esa perfección. La persona cambia. De ahí el efecto de las mascarillas, que hay veces que hablas con personas que la llevan puesta y al quitarlas te sorprende porque la persona mejora o empeora.

¿Qué repercusión puede tener una sonrisa cuidada y estética en la vida de un paciente, según su experiencia?

Cuando hacen estos cambios, a los pacientes les sube muchísimo la autoestima. Ya no es que tengan una boca sana y bonita, que es algo evidente, sino que se aprecian cambios en ellos mismos. La gente sonríe de otra manera. Es muy gracioso que, en las fotos que hago antes y después, se ve que cambia la expresión de la sonrisa. No solo cambia lo que se ve, las sonrisas también cambian el interior.

Cuando un paciente acude a su consulta, ¿cuál es la petición que más se repite?

Lo que más me repiten los pacientes es «¿pero de verdad no me vas a tocar el diente?». La mayor preocupación de mis pacientes es no perder su tejido dentario y que no les dañe el diente. Y esto es lo que yo les doy, que no les toco el diente para nada y soy totalmente cuidadosa con su sonrisa.

¿Los pacientes acuden a consulta mencionando nombres de personas conocidas como referentes?

La verdad es que, ya que hemos cambiado las sonrisas de varias celebrities, viene mucha gente con las fotos de las revistas o de Instagram, para decirme exactamente qué es lo que quieren que copie.

¿Cuál es el futuro de la estética dental? ¿Por donde discurren las innovaciones en tratamientos? ¿Nos puede adelantar algo?

Sobre todo, gira en torno a lo digital. Nosotros cada vez digitalizamos más el proceso. Es verdad que el punto final es muy artesanal pero cada día salen nuevos softwares que nos ayudan muchísimo con las pruebas, con la previa al diseño… Además, hay máquinas cada vez más potentes y rápidas. Ahora mismo podemos hacer carillas en solo dos días, pero seguro que algún día las podremos hacer en horas.

Ahora que por fin parece que podemos relegar el uso de mascarillas a ámbitos concretos, ¿está notando una mayor afluencia a consulta?

Lo cierto es que la afluencia de gente se está manteniendo bastante estable. La subida grande la noté justo después de pasar el primer brote de pandemia. La gente empezó a ser consciente y a preocuparse muchísimo y tuvimos una subida de afluencia en aquel momento. Ahora se mantiene estable y la verdad es que estamos muy contentos.

Muchas gracias.

Muchísimas gracias.



Fuente: Leer Artículo Completo