La dosis justa de ansiedad para conseguir el equilibrio mental

La dosis justa de ansiedad para conseguir el equilibrio mental

Cuidar nuestra salud mental es esencial para garantizar nuestro bienestar. En el último año los problemas psicológicos se han incrementado notablemente y el estrés, la ansiedad y la angustia se han incrementado en la mayoría de la población como fruto de la incertidumbre de la situación y el teletrabajo.

El no saber cómo avanzarán las circunstancias y las tareas pendientes que parecen interminables nos provocan malestar. Pero lo cierto es que, al contrario de lo que se pudiera pensar, una dosis mínima de ansiedad puede llegar a ser hasta buena para nuestra salud. Los expertos han determinado que la ansiedad aumenta nuestra excitación y nos empuja a sentirnos más motivados así como a acelerar nuestro rendimiento y capacidad para hacer más cosas, en menos tiempo.

¿Eres de los que trabajan mejor con presión? Ahí tienes la respuesta. Al margen de los problemas y trastornos psicológicos, neurológicos y físicos que pueden surgir si la ansiedad es alta, una pequeña dosis de la misma nos permite hacer frente a problemas de distracción, desorganización y falta de entusiasmo.

Cuando sentimos que tenemos muchas tareas pendientes las queremos hacer rápido y organizamos nuestra agenda de manera que haya hueco para todas. Prestamos más atención, estamos más concentrados y En cambio, si podemos realizarlas con calma las vamos postergando hasta que al final nos sentimos poco productivos y las hacemos mal y sin ganas. Nos conformamos pensando que tenemos tiempo, y alargamos las tareas hasta que toca realizarlas en el último minuto.

Entonces, ¿es la ansiedad mala o buena? La respuesta no es fácil: depende. La ansiedad sirve como una respuesta, como un acto reflejo a nuestro entorno y nos ayuda a enfrentarnos a determinadas situaciones en momentos límites de una manera en la que, probablemente sin ese nivel de ansiedad, probablemente no habríamos sabido actuar.

No obstante ante cualquier caso de ansiedad lo ideal es acudir a un especialista que te dé las claves necesarias para saber gestionarla. En exceso puede ser realmente un problema y llegar a crear el efecto contrario. La ansiedad puede paralizarte, hacerte indefenso ante las circunstancias y bloquearte por completo en todos los ámbitos de tu vida.




Fuente: Leer Artículo Completo