Limpiador en aceite: las razones por las que vas a incluirlo en tu rutina si no lo has hecho ya

Limpiador en aceite: las razones por las que vas a incluirlo en tu rutina si no lo has hecho ya

En lo que a desmaquillantes y limpiadores faciales se refiere, tenemos dónde elegir. Algo que no nos podría venir mejor porque para que el rostro quede bien limpio a diario, no solo del maquillaje, sino de toda la contaminación y del resto de suciedad que hay en el ambiente, se necesita hacer una doble limpieza como mínimo, que incluye una primera parte de desmaquillarse.

A pesar de que muchas sean las opciones de desmaquillantes, hay uno que no puede faltar: el desmaquillante y limpador en aceite. Y es que este tipo de productos tienen una gran cantidad de beneficios para la piel y es realmente efectivo, especialmente si se vive en la ciudad. «El aceite es la textura desmaquillante por excelencia. Elimina cualquier tipo de maquillaje de ojos, rostro, labios, además de SPF y exceso de sebo. Es apto para todo tipo de pieles, incluso pieles sensibles y grasas. Tiene carácter lipófilo lo que significa que las sustancias acumuladas en la piel se solubilizan en el aceite y se eliminan mecánicamente, sin romper la barrera lipídica», nos explican los expertos de ISDIN.

Vivir en la ciudad

Las ciudades, y mucho más las grandes ciudades, son los lugares con más suciedad en el ambiente, en concreto, por la polución, que es uno de los principales factores que daña la piel. «La contaminación ambiental deposita sobre la piel material particulado, una mezcla de partículas líquidas y sólidas de una gran capacidad irritante y causante de radicales libres e inflamación», señala Laura Romero, directora de formación de Guerlain.

«Para retirarlas –y así limitar el daño que la polución produce en la piel– nada como las fórmulas en aceite, que, gracias a su base oleosa, son capaces de atraparlas como un imán y arrastrar ese material particulado de forma eficaz, sin introducirlo más en la piel», añade.

Efectivo con todo el maquillaje

Al igual que ocurre con las partículas de contaminación, el desmaquillante en aceite también consigue eliminar todas las partículas de maquillaje y da igual lo resistente que sea: «Ni water-proof ni efecto tattoo: tanto la cosmética de color como el desmaquillante en aceite tienen una base oleosa y, por afinidad, el limpiador atrapa mejor sus componentes del maquillaje», señala Laura. «La limpieza es el paso esencial de la rutina de belleza. Es el primer paso que debemos seguir si queremos que el resto de productos de la rutina penetren mejor», explican desde ISDIN.

Limpia la piel con delicadeza

Pero a pesar de ser efectivos son muy delicados con la piel: «Los aceites no alteran la barrera cutánea, por lo que no irritan ni las pieles más sensibles. Al mismo tiempo, arrastran la suciedad y el maquillaje sin necesidad de frotar mientras se masajea con suavidad», apuntan desde Guerlain.

También para piel grasa

Por eso puede usarse con todo tipo de pieles, incluso con las pieles grasas: «Los aceites desmaquillantes no están contraindicados en este tipo de piel. Es más, estas necesitan la misma hidratación –o incluso más que las otras– para que no se produzca más sebo como reacción rebote», cuenta la experta.

Para ojos y labios

Y esta delicadeza también le hace ser la mejor opción para desmaquillar las zonas más sensibles del rostro, los labios y también los ojos, que no lo son solo por la piel sino por el órgano en sí: «Las pestañas solo requieren un toque con la yema de los dedos para que la máscara desaparezca, y la piel de los labios y el contorno de ojos queda perfectamente limpia y calmada», explica Romero.





Fuente: Leer Artículo Completo