Lo que sí y lo que no hacer con el pelo fino para que no se rompa ni pierda un centímetro de volumen

Lo que sí y lo que no hacer con el pelo fino para que no se rompa ni pierda un centímetro de volumen

El pelo fino es uno de los más visibles y complejos de transformar. Quien tiene un cabello débil y sin densidad lo sabe a diferencia de otras características como no reconocer un cuero cabelludo graso o seco, o no tener claro cómo lavar bien el pelo para esquivar el encrespamiento y otros problemas. Y aunque no se puede hacer magia con este tipo de fibra capilar, sí existen varios recursos para reforzar y voluminizar este tipo de melena lacia que responde muy bien si sabes lo que quiere y sobre todo, lo que no quiere.

El objetivo del cabello fino parece obvio, no perder ni un solo pelo al lavarlo, al peinarlo o al secarlo. Pero, ¿cómo se consigue? Los expertos han hablado y una vez que cumplas cada norma y truco empezarás a notar la diferencia.

El corte de pelo, esencial

Si tienes el pelo fino y crees que el corte de pelo no tiene importancia, estás cometiendo un error de primero, porque el haircut lo es TODO. “Las melenas de pelo fino suelen tener poco cuerpo, por eso el corte debe romper con el exceso de verticalidad. Unas capas desfiladas cercanas a las puntas y un acabado messy pueden crear la sensación de volumen, además de lucir un look con mucho movimiento y personalidad”, explica Raquel Saiz de Salón Blue by Raquel Saiz. Pero… ¿qué corte elegir?

“Para el pelo fino encajan muy bien las melenas cortas o medias como los bobs, los lobs o incluso los shaggy. En general, los cortes no muy largos porque aportan mucho peso. Por eso un bob invertido con la nuca más corta que la parte delantera es el que más favorece a este tipo de melenas. Otros cortes a los que le añadimos textura con capas y puntas desfiladas como el long bob, los pixies, los shaggy o los bobs más clásicos, también”, aconseja Felicitas Ordás de Felicitas Hair.

https://www.instagram.com/p/CPoW98HAQdm/

Una publicación compartida de Alexa Chung (@alexachung)

Qué productos utilizar

Los expertos hablan de evitar fórmulas demasiado pesadas que apelmacen como pomadas, ceras o aceites. Eso sí, la hidratación sigue siendo necesaria, por lo que utilizar solo el champú, no es una opción. “Los champús voluminizadores son los recomendables para este tipo de pelo, pero pueden resecar un poco. Por eso, es importante aplicar acondicionador pese a la creencia de que le aporta peso. El truco está en no hacerlo en las raíces, que, además, es la parte más hidratada de la melena, sino en medios y puntas. Aplicarlo así ayuda a equilibrar la producción de grasa y a que la melena se vea con cuerpo”, afirma Charo García de Ilitia Beauty & Science

https://www.instagram.com/p/CHnlHBhjQQc/

Una publicación compartida de HIRO|LA Hairstylist (@hirohair)

No lo laves a diario

Solo estarás incentivando una melena aplastada y si vida. “Algunas personas con pelo fino tienen la sensación de que necesitan lavarlo cada día porque notan que se ensucian más. Sin embargo es un error, este tipo de cabello debería lavarse dos o tres veces en semana, de lo contrario estamos ayudando a que el cuero cabelludo produzca más sebo y se vea aún más plano y sin vida. Para evitar esta sensación de grasa, utiliza entre lavados un champú seco que no solo limpiará, también le dará más volumen.”, explica Raquel Saiz.

Y si con todo esto, no sirve, pasa a la acción con los tratamientos de peluquería adecuados. “Los tratamientos a base de queratina se utilizan para alisar o corregir el crespo, sin embargo, la queratina es una proteína presente de forma natural en el pelo y al aplicarla de forma externa, funciona como relleno, engrosando así la fibra capilar. También funcionan muy bien las terapias a base de plasma capilar que no solo regenera el cabello desde dentro, también se fija en él aumentando su volumen”, recomienda Charo García.

https://www.instagram.com/p/CNNclfVJRDH/

Una publicación compartida de Victoria Beckham (@victoriabeckham)

El color ayuda

Aunque solo sea un efecto óptico, si se quiere aumentar visualmente el volumen, unas mechas pueden ayudar a conseguirlo por completo “Unas balayage con contrastes de color, dan la sensación de que tenemos una melena abundante. Estos claroscuros que podemos realizar más o menos marcados y con diferentes tonalidades pueden ser rubios o castaños, pero también dentro de la gama de los claros. Lo mismo con las ombré”, aclara M.ª José Llata. ¿Lista para empezar a presumir de una melena renovada?

Fuente: Leer Artículo Completo