Los 20 increíbles beneficios del sexo para la salud

Los 20 increíbles beneficios del sexo para la salud

No hace falta que nadie nos explique qué se siente al tener relaciones sexuales. La diversión, el placer, la pasión y las ganas suelen estar aseguradas. Hay veces que incluso la excitación es tan elevada que muchas mujeres tienen mareos al alcanzar el orgasmo e incluso algunas experiementan lo que mundialmente se conoce como la petite mort, que consiste en la pérdida del estado de conciencia después de llegar el placer absoluto.

Pero el sexo no solo engloba esto, también reporta grandes beneficios para nuestra salud que quizá no te habías parado a pensar o que hasta el momento desconocías. Así que, ten en cuenta estos puntos la próxima vez que estés con tu pareja porque puede salirte la jugada mucho mejor de lo que habías planeado.

Los beneficios del sexo para la salud

Se queman calorías

El sexo cuenta como ejercicio y quien diga lo contrario se equivoca. Muchos libros y estudios confirman que gracias a las relaciones sexuales se pueden quemar a partir de 100 calorías y llegar incluso hasta las 600 calorías, dependiendo del tiempo y de las posturas empleadas durante el acto sexual. Por lo tanto, el sexo no reemplaza al deporte tradicional pero si se combina con éste y con una dieta equilabrada, se puede llevar una vida muy saludable y divertida a la vez.

Adiós al estrés

La University of the West of Scotland lo tiene claro: el sexo al liberar las endorfinas y oxcitocina, eliminan de tu cerebro las situaciones de ansiedad, tristeza y depresión. Al menos así lo afirman en uno de sus estudios publicados. Por lo tanto si quieres salir del aburrimiento, estrés y monotonía, las relaciones sexuales pueden ser tu mejor solución.

Cutis y pelo de 10

Seguro que alguna vez te han dicho «qué pelo y piel más brillante y reluciente tienes» y te has ruborizado al pensar la causa principal de ello. Porque sí, el sexo incrementa el sistema circulatorio, aumentando de este modo la producción de oxígeno en nuestro organismo que tanto tu piel como tu cuerpo te agradecerán.

Activa tu sistema inmunitario

La relaciones sexuales elevan los niveles de ciertos anticuerpos, hecho que hace más fuerte nuestro sistema inmunológico, protegiendo a las personas de determinados anticuerpos, gérmenes, virus, enfermedades y cualquier otro cuerpo extraño que puede afectar a nuestro organismo.

Alivia la migraña

«Hoy no que me duele la cabeza», la excusa de siempre ahora no cobra ningún sentido, sino todo lo contrario. Hay estudios que indican que el sexo puede aliviar de forma parcial o completa las molestias producidas por algunos tipos de migrañas o dolores de cabeza. La explicación proviene, cómo no, de las endorfinas que se tratan de los analgésicos naturales del cuerpo humano que actúan mejor que incluso algunos analgésicos.

Favorece el sueño

Después de mantener relaciones sexuales es normal que tu cuerpo y tu mente estén tan relajados que solo te apetezca dormir. Esto se debe también a las endorfinas que actúan como opiáceos naturales.Así que ya no podrás quejarte si tu chico se queda dormido después del sexo porque lo más seguro es que a ti te pase lo mismo.

Te hace más feliz

¿De verdad tener sexo nos puede hacer más felices? Todo parece indicar que sí. Aunque puede sonar como un mito, el sexo llena de alegría, satisfacción y júbilo a todas las personas que lo practican. Las endorfinas (también conocidas como hormonas de la felicidad) que se liberan durante el acto en sí producen una gran sensación de bienestar.

Actúa como antioxidante

Al tener relaciones sexuales, el cuerpo tiende a sudar, por lo que contribuye a limpiar las toxinas del cuerpo.

Previene las infecciones

En el caso de las mujeres, previene infecciones en el cuello uterino y la sequedad vaginal. Sin embargo, también reduce la probabilidad de que se incrementen los niveles de colesterol en éstas. En lo que respecta a los hombres, el sexo contribuye a reducir el riesgo padecer problemas de salud en la próstata.

Puede servir como antidepresivo

Si las relaciones que se mantienen son con la persona adecuada, el sexo puede servir como un potente antidepresivo. Esto sucede porque durante el acto nuestro cuerpo libera oxitocina –la conocida hormona del amor–, en el caso de las mujeres y vasopresina en el caso de los hombres.

Aumenta la fertilidad

Las relaciones sexuales estimulan de manera directa al hipotálamo para que éste segregue las hormonas que indican a la hipófisis que debe generar las hormonas que actúan sobre el ovario –para que tenga lugar la ovulación– y sobre el testículo –para que éste pueda producir suficiente esperma–.

Reduce la sensación de dolor

Durante las relaciones sexuales nuestro cuerpo libera endorfinas, un analgésico natural que produce el cuerpo y que contribuye a reducir la sensación que produce el dolor.

Ayuda a tonificar el cuerpo

Como durante la actividad sexual la musculatura tiende a ejercitarse, las articulaciones se movilizan favoreciendo la flexibilidad y haciendo que aumente el gasto calórico.

Fortalece los huesos y músculos

Asimismo, tanto la actividad sexual como el propio deseo sexual están ligados a la producción de testosterona, haciendo que los músculos y los huesos se fortalezcan.

Previene de la artrofia vaginal

La artrofia vaginal suele darse sobretodo en mujeres postmenopáusicas y por tanto, el sexo puede ayudar a proteger el tejido vaginal gracias a la liberación de estrógeno durante las relaciones.

Refuerza el vínculo con la pareja

Las relaciones sexuales ayudan a reforzar el vínculo entre las parejas gracias al vínculo tan íntimo, personal y especial que se genera.

Ayuda a prevenir el cáncer de próstata

En el caso de los hombres, cuando se eyacula se eliminan los productos de degradación del semen y de los espermatozoides que resultan ser altamente cancerígenos. No obstante, también beneficia a las mujeres –al suelo pélvico y a la vagina– porque la liberación de estrógeno frena, por un lado, el deterioro del tejido vaginal y, por el otro, las contracciones producidas por los orgasmos mejoran el tono muscular del suelo pélvico.

Contribuye en la reducción del estrés

Al inhibir las respuestas de la ansiedad, el estrés tiende a reducirse. Esto sucede como consecuencia de que el contacto físico favorece la liberación de oxitocina.

Regula la presión arterial y fortalece el corazón

Cuando se mantienen relaciones sexuales de manera habitual la presión arterial sistólica se reduce, favoreciendo la tensión arterial.

Incrementa la capacidad de olfato

Cuando se libera la prolactina –la hormona proteica que produce leche en las glándulas mamarias–, se estimula el desarrollo de neuronas nuevas dentro del bulbo olfatorio.




Fuente: Leer Artículo Completo