Manual de uso del corrector: cómo aplicarlo, consejos para elegir el que mejor se adapte a tu piel y los mejores y más vendidos

Manual de uso del corrector: cómo aplicarlo, consejos para elegir el que mejor se adapte a tu piel y los mejores y más vendidos

Hay productos de maquillaje, que pueden catapultar tu make up a lo más alto. O hundirlo irremediablemente. No solo hace falta tenerlos, sino que es imprescindible saberlos usar, como ocurre con el iluminador que, si no lo usas de la manera adecuada, corres el peligro de parecer una bombilla. Lo mismo ocurre con el corrector: se ha convertido por derecho propio en un imprescindible de nuestro neceser pero, si no sabes usarlo, puedes salir a la calle convertida en un panda.

Y es que no todos los correctores sirven. Cada contorno de ojos necesita un tono específico dependiendo de tu color de piel y del color que adquiera tu ojera y no siempre lo aplicamos en el orden adecuado. Bien aplicado, el contorno de ojos es uno de nuestros mejores aliados para disimular ojeras, cubrir granitos y manchas, ocultar rojeces y cualquier otro tipo de imperfección de la piel. Mal usado, no solo no lo oculta, sino que lo realza, porque todas las miradas se centrarían en esa mancha blanquecina de nuestra piel y en qué es lo que está ocultando.

Consejos para elegir el corrector adecuado

Para elegir el corrector que mejor se adapta a ti, debes fijarte sobre todo en dos cosas: el tono y la textura. La clave para la elección del tono es fijarnos en el de nuestra piel y elegir uno ligeramente más claro, pero sin pasarse. Además, tienes que tener en cuenta el color de tu ojera, ya que si tiene un color marrón, debes elegir un corrector con fondo anaranjado, pero si tu ojera es violácea, tienes que optar por un subtono rosado.

En cuanto a las texturas, también existen diferencias, dependiendo de las necesidades de tu piel. Los correctores en barra cubren las imperfecciones muy bien, pero tienes que tener cuidado y aplicar sólo una pequeña cantidad de producto para evitar marcar las líneas de expresión, mientras que los líquidos son más sencillos de usar. Si tu tipo de piel es graso, opta por los correctores en polvo porque son los únicos que acaban con los brillos. Si, por el contrario, tu piel es seca, has de prestar especial atención a sus propiedades hidratantes, pero que el producto no se cuartee acumulándose en las líneas de expresión.

Cómo aplicarlo

Lo primero que debes saber es que, en contra de lo que se hace habitualmente, no debes aplicar corrector en todo el contorno de los ojos. El corrector es un producto de maquillaje que sirve para tapar imperfecciones y manchas, por lo que solo debe emplearse en aquella zona donde se dé el cambio de color en nuestra piel. Además, es recomendable aplicarlo con el dedo, presionando ligeramente en la zona que quieres cubrir para fijar el producto sin desplazarlo.

Si, además de corrector, vas a llevar base de maquillaje, usa primero la base evitando la parte de la piel que quieras cubrir con el corrector y, posteriormente, aplícalo en las zonas a cubrir. Esto se hace para evitar un exceso de producto en la piel, lo que podría generar el efecto contrario al deseado.

Los mejores correctores según tus necesidades

Piel seca, grasa, formato del corrector, tono… atendiendo a tus necesidades, estos son los mejores correctores.

Si quieres un corrector en barra, prueba este de Clarins

Fórmula suave y sedosa con pigmentos perlados ultrafinos que potencian el poder reflectante de la luz y enmascara las zonas de sombra y marcas faciales. Consíguelo por 14,90 euros.

Si optas por un corrector líquido, prueba el Idéal Sublimé de Vivienne Sabó

Se trata de un corrector ligero de alta cobertura que, con una sola capa, oculta las zonas oscuras tanto del contorno de los ojos como de otras zonas del rostro. Encuéntralo en Primor por 4,95 euros.

Si tienes la piel grasa y quieres un corrector en polvo, prueba el antiojeras MAC Studio Finish

De fácil aplicación con un cepillo, una esponja o las yemas de los dedos, cubre lunares, tatuajes e incluso marcas de nacimiento. Aunque el producto ofrece una cobertura opaca, el acabado sigue siendo sutil y natural. Puedes encontrarlo por 19,95 euros.

Para pieles secas, prueba con el corrector Anti-Círculos Oscuros de Guerlain

Corrige ojeras e imperfecciones además de cuidar la piel hidratándola. Difumina ojeras e imperfecciones además de reducir la apariencia de hinchazón bajo los ojos e hidratar las zonas secas. Encuéntralo en Druni por 22,68 euros.

Para ojeras de color marrón, prueba con el corrector anaranjado de Yves Rocher

Gracias a su tono anaranjado, cubre las ojeras más oscuras, tirando a marrones, y las manchas de la piel del mismo tono. Encuéntralo en su web por 8,70 euros.

Para ojeras violáceas, prueba el corrector rosado de Pupa Milano

Textura agradable y cremosa, buena cobertura y acabado natural. Ideal para pieles normales o secas. Encuéntralo en Douglas por 15,95 euros.

Fuente: Leer Artículo Completo