Nutren, reparan e incluso desmaquillan: todos los motivos para usar aceites en el rostro

Nutren, reparan e incluso desmaquillan: todos los motivos para usar aceites en el rostro

Antes de convertirse en duquesa de Sussex, Meghan Markle reveló sus direcciones favoritas de Manhattan en una entrevista para el blog de estilo de vida The Citiphile donde reveló una de sus compras más queridas. "Adoro la boutique Caudalie", dijo la entonces actriz. "Su Premier Cru Elixir anti-envejecimiento es un sueño". Desde entonces, el elixir en cuestión ha cambiado de nombre a Premier Cru Precious Oil, pero presenta la misma fórmula que entusiasmó a la duquesa. El aceite se funde con la piel para ofrecer una máxima acción antienvejecimiento, reduce la aparición de las arrugas, deja un acabado de tez radiante y firme y deja un sutil aroma de pétalos de rosas.

https://www.instagram.com/p/CPqfkw_jvWe/

A post shared by Caudalie (@caudalie)

La larga lista de beneficios cosméticos de los aceites ha hecho que se formulen productos para cada necesidad, ya que son únicos para tratar la piel. “A diferencia de una crema, no llevan agua en su composición, por lo que son ideales para nutrir, reparar y suavizar la epidermis e incluso para desmaquillarla, pero no hidratan la piel porque no llevan agua”, explica Silvia Oliete, fundadora y directora del centro Blauceldona, para quien un aceite “no debería sustituir a una crema, sino convivir en la rutina con ella si es preciso”. Tampoco sustituye al sérum, añade la facialista Diana Montoya, que indica: “nuestra piel tiene en su composición un 70% de agua y un 30% de lípidos, así que el uso de ambos es importante, siempre teniendo en cuenta que no debemos sobresaturar la piel”. Esta experta en belleza recomienda usar el ´sérum por el día y el aceite por la noche.

Sus cuidadas fórmulas hacen que sean también adecuados para la mayoría de los tipos de piel, incluso para las mixtas y grasas, ya que al aplicarlos no dejan una sensación pegajosa, brillos indeseados o un brote de acné. “Las personas con piel grasa deben usarlos de manera puntual, sin combinarlos con muchos otros productos de tratamiento, ya que ayudarán a ablandar la capa córnea y los acúmulos oxidados de sebo en los poros, permitiendo una mejor limpieza y extractor”, advierte Oliete, en quien confía la actriz Macarena Gómez, o la estilista Alex Riviére.

En la completísima oferta hay opciones para sellar la humedad hasta equilibrar el exceso de producción de aceite y evitar los brotes de acné. Como cuenta Diana Montoya: “Su absorción es más rápida de una crema y según sus ingredientes, aportan luminosidad, son antiarrugas, regenerantes o calmantes, entre otros beneficios”. Algunos aceites de un solo ingrediente son perfectos para aplicar debajo del maquillaje paraconseguir ese brillo húmedo tan soñado por las pieles secas. Otras botellas contienen una mezcla de aceites prensados en frío para crear una experiencia de lujo, casi como un spa que puede dejar el rostro con un resplandor comparable al de recibir un tratamiento facial. Para esta experta en belleza, son un buen aliado para limpiar la piel en profundidad “cuando hacemos la doble limpieza de la noche”. Montoya también recomienda aplicar tres o cuatro gotas antes de la crema. “Y son fantásticos para usar en los masajes faciales con los rodillos jade ya que permiten que el rodillo resbale bien sin necesidad de aplicar mucho producto”, comparte.

¿Cómo se usan?

Depende del tipo de piel, así como de la fórmula y tipo de aceite. “Si su consistencia es media o gruesa, como los aceites vírgenes de rosa mosqueta, oliva o almendras, deberán aplicarse de manera única o después del sérum y la crema, para beneficiarnos de su efecto emoliente y sellante. Si son de consistencia media-ligera, ya sean de un solo ingrediente como el de jojoba o cacay, o la mezcla resultante de varios aceites, podríamos emplearlos indistintamente según nuestras preferencias, antes de la crema tras el sérum o como paso final tras estos. Si son muy finos con aceites esenciales protagonistas de su acción e indicación, los aplicaremos como primer paso tras la limpieza facial antes del resto de productos de tratamiento”, detalla Oliete que siente predilección por el aceite de jojoba “por su similitud con el sebo natural de la piel, lo que lo hace muy nutritivo y reparador sin dejar sensación grasa ni residuo visible. Además, es un inmejorable portador de otros activos como los aceites esenciales y vitaminas liposolubles como la C, al igual que el esqualano extraído del aceite de oliva”.

El ritual según la edad

En caso de pieles normales, secas, maduras, desnutridas o con necesidad de reparación profunda, Oliete recomienda aplicar el aceite por la noche “como último paso de la rutina facial para sellar los activos que le hemos dado con los serums y las cremas, y reparar la barrera cutánea”.

Cuando la piel es joven o grasa, lo mejor es ponerlo tras la limpieza sobre la piel aún húmeda para, “por un lado ayudar a sellar esa hidratación, y por otro, sentirlos menos pesados en su aplicación”, matiza la experta e indica que cualquier tipo de aceite usado durante el día siempre debe ir acompañados de protección solar, “ya que la radiación UV, junto con el oxigeno oxidan sus componentes y pueden generar manchas y un tono cetrino y sucio en algunos casos”.

Rituals

Un delicado y poderoso aceite anti-edad con un extracto de alga marina y mezcla de aceites de Tsubaki y hierba de San Juan, azafrán y loto sagrado, para recuperar el brillo perdido. Aplicar unas gotas con un suave masaje mañana y noche tras la limpieza.

The Ritual of Namasté Pure Radiance Face Oil Glow. Precio: 32,90 euros.

Sarah Becquer

Aceites de pepita de uva, de jojoba, de palmarosa, de rosa mosqueta, de peonía, sésamo y girasol se combinan en este cosmético de tacto seco que sirve para hidratar y reparar las pieles más sensibles.

Sarah Becquer Recovery oil. Precio: 49 euros.

Rowse

Orgánico, prensado en frío y no comedogénico. Este aceite de jojoba repara, protege y equilibra la producción de grasa.

Aceite de jojoba. Precio: 16 euros.

Scens

Creado como un booster, este elixir de juventud sirve para todo tipo de pieles. Está compuesto por un exclusivo cóctel de más de 15 aceites que mejoran en profundidad el aspecto de la piel.

L’Elixir. Precio: 97 euros

Argentum Apothecary

L’ Etoile Infinie tiene propiedades curativas, antiedad y protector de la piel. Se puede usar en rostro, cuello e incluso en el cabello y sirve también para eliminar el maquillaje. Su combinación de aceites secos de alta calidad tiene un acabado mate y se absorbe rápidamente.

L’ Etoile Infinie. Precio 102 euros.

Rassa

El Moon Oil está realizado con aceite esencial de limón, un exfoliante natural que deja la piel luminosa y suave; vitaminas C y E antioxidantes; aceite de almendras dulces y romero. Su fórmula relajante está pensada para aplicarse antes de dormir para ayudar a equilibrar las emociones acumuladas durante el día.

Moon Oil. Precio: 49 euros.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo