Por qué es tan importante usar un limpiador facial y no lavar el rostro solo con agua

Por qué es tan importante usar un limpiador facial y no lavar el rostro solo con agua

“La base de la belleza está en la limpieza”, dice mi madre y razón no le falta. La manera en la que limpias tu rostro antes de aplicar el sérum o la crema hidratante, por ejemplo, es determinante para el resultado de tu piel y el efecto que harán estos productos sobre ella. Son muchas las famosas que tienen el limpiador facial como un imprescindible. De hecho, en la rutina de belleza de Rihanna no puede faltar. Y todo se debe a que no solo basta con aplicar un poco de agua. Pero tranquila, no hace falta gastar demasiado para tener un buen gel que limpie en profundidad y ejemplo de ello este de farmacia barato que usa Katie Holmes o este de Primark que reduce los poros y los brillos. Toma nota de estos consejos de esta experta para incluir una buena limpieza en tu rutina beauty.

María González, farmacéutica y skin advisor de Ami Iyök advierte de la importancia que tiene este primer paso de una rutina de belleza a la hora de cuidar la piel del rostro. “Es importante tener una buena higiene facial diaria para eliminar los restos de sebo, sudor y polución acumulados a lo largo del día y así evitar un incremento de flora microbiana saprofita, causante de muchos problemas cutáneos como el acné, rosáceas, dermatitis atópica, etc., pero también porque la suciedad crea una barrera en la piel que impide la correcta absorción de los activos de tratamientos hidratantes y nutritivos posteriores”, explica.

Además, detalla el porqué se necesita un gel limpiador como este de Skin Generics: “Si lavamos el rostro solo con agua no eliminamos el maquillaje, el sebo ni la mayoría de los contaminantes que se acumulan durante el día, ya que no son solubles en agua. Para ello necesitamos la acción de una base oleosa, presente en los tensoactivos del limpiador, para arrastrarlos. La calidad de los productos limpiadores usados es importante, se recomienda que contengan tensoactivos suaves, y que no sean muy agresivos e irritantes para la piel”.

Esta limpieza debe hacerse por tanto por la mañana como por la noche. “No obstante, la limpieza más importante es la de la noche, ya que elimina maquillaje, polución, suciedad, restos de sebo, sudor y el protector solar, dejando la piel lista para que se repare durante la noche.”, añade. Por último, recomienda optar por un limpiador acorde con el tipo de piel, aunque “es aconsejable utilizar siempre limpiadores con tensoactivos suaves, aclarar con abundante agua tibia y secar con pequeños toques, nunca arrastrar, excepto si se trata de un bálsamo oleoso”. ¿Un truco para que sea mucho más efectiva? Hacer “una exfoliación facial una vez por semana o cada 15 días dependiendo de la necesidad de cada piel”.


Fuente: Leer Artículo Completo