Por qué las famosas están pidiendo ácido hialurónico en vez de bótox para refrescar el rostro en zonas clave de la expresión facial

Por qué las famosas están pidiendo ácido hialurónico en vez de bótox para refrescar el rostro en zonas clave de la expresión facial

Se terminó el imperio del bótox en las clínicas de estética. De hecho, muchas famosas que se incorporaron hace algunos años a los tratamientos estéticos antiedad se arrepienten ahora de haberse inyectado tanto bótox, probablemente el material menos discreto por su capacidad para inmovilizar totalmente a zona de la cara donde se coloca. Hoy, la incesante búsqueda de resultados naturales y la incorporación de muchísimas clientes jóvenes a este tipo de retoques ha inclinado la balanza hacia el ácido hialurónico, más propicio para plantearse intervenciones a largo plazo en las facciones que, además, obtiene unos resultados ‘antiaging’ más natural.

Este destronamiento del bótox como el rey de la clínica estética es producto de años de investigación: la innovación en estética ha hecho posible que nuevas fórmulas con ácido hialurónico puedan ser empleadas hoy en zonas donde el bótox reinaba practicamente en solitario, como la frente, el entrecejo o las patas de gallo. Son productos que inflaman mínimamente y se integran en la gesticulación a la perfección, con lo que corrigen defectos de manera muy natural. Eso sí: consulta en las clínicas estéticas donde pidas presupuesto si trabajan con las fórmulas adecuadas.

En la actualidad, el ácido hialurónico nos permite solventar infinidad de problemas en el rostro, con una prospectiva de durabilidad superior al bótox: hasta 18 meses. Podemos resolver las arrugas alrededor de la boca (el llamado ‘código de barras’), todas las marcas de expresión de la frente y el entrecejo, las ojeras, los pliegues que aparecen a ambos lados de la boca (los llamados pliegues de la amargura)… Son tratamientos que oscilan entre los 300 y 600 euros y que le van a dar un cambiazo total a tu cara, pero sin perder movilidad ni naturalidad. Recuerda: consulta siemrpe la posibilidad de inyectar ácido hialurónico en vez de bótox en tu clínica. Puede que te compense.

Fuente: Leer Artículo Completo