¿Por qué no… lavarse la cara con agua de arroz?

¿Por qué no… lavarse la cara con agua de arroz?

Los secretos a voces suelen ser los mejores y si, además, esa sabiduría popular versa sobre secretos de belleza que llevan funcionan generación tras generación, prestarles atención es siempre una buena idea. La belleza tradicional, las conocidas recetas de la abuela, no son solo patrimonio de las abuelas de la cuenca del Mediterráneo, al contrario; por todo el mundo, los trucos de belleza caseros han sido una fuente de sabiduría popular y Asia no iba a ser menos.

Uno de los últimos trucos que está arrasando en redes sociales viene directo desde Corea, donde el arroz ha sido siempre un pilar de la sociedad y cuyos productos de belleza están causando furor en todo Occidente bajo la corriente de la K-Beauty. El agua de arroz lleva utilizándose en Asia como tónico de belleza desde hace siglos, y es que sus propiedades hidratantes y anti-inflamatorias han sido, y son, muy apreciadas por las mujeres asiáticas. Se afirma incluso que el agua de arroz es capaz de refinar y minimizar la apariencia de los poros e iluminar el rostro, propiedades que han causado un gran revuelo en las redes sociales.

Alicia Yoon, fundadora de Peach & Lily (una reconocida web de venta on line de cosmética coreana), ha compartido en Bustle la receta para preparar el agua de arroz perfecta: “Solamente hay que coger un tazón con arroz y poner agua suficiente para que el arroz quede sumergido, con un par de dedos de agua por encima”, dice Yoon. “Deja el arroz en remojo de 15 a 30 minutos, sin hervir o cocinar, y listo”. ¿Y cómo se usa? Solamente hay que guardarlo en una botellita y aplicarlo con un algodón, como si fuese un tónico. Incluso cuando pasados unos días, el olor del líquido empiece a volverse más ácido, lo que significa que está empezando a fermentar, puede seguir utilizándose. “Cuando se fermenta, hay una cantidad más concentrada de antioxidantes y es utilizado por muchas marcas de belleza por sus propiedades anti-envejecimiento”, comenta Alicia Yoon. Es más, el agua de arroz fermentada es rica en antioxidantes, minerales, vitaminas B, vitamina E, y trazas de pitera, una sustancia producida durante el proceso de fermentación, que ya conocemos por ser el ingrediente estrella de los cosméticos de la marca SK-II, debido a su capacidad para estimular la regeneración celular.

¿Y qué resultados podemos obtener con el uso continuado del agua de arroz? Lo primero que podemos apreciar, según también la ayurveda que prescribe el agua de arroz en la mayoría de los casos, es una potente acción anti-inflamatoria que beneficiaría sobre todo a las pieles con acné y rojeces. También suaviza y matifica la piel de forma instantánea, algo muy beneficioso también para las pieles grasas, ya que acaba con los brillos pero sin resecar. Pero en realidad sería beneficiosa para cualquier tipo de piel, ya que al agua de arroz se le suponen propiedades hidratantes, antioxidantes y curativas que ayudan a mejorar la circulación, previene la aparición de los primeros signos de edad y mejora la apariencia de las arrugas ya presentes y reduce la inflamación. Es más, también puede utilizarse para aclarar el pelo y conseguir así una melena más brillante y fuerte.

Si estás pensando en lanzarte a hacer la prueba, apuesta por utilizar un arroz blanco o integral pero siempre orgánico, ya que el arroz convencional podría incluir trazas de pesticidas o bacterias que convertirían tu tónico DIY en un cóctel peligroso, capaz de causar infecciones o reacciones alérgicas.

Fuente: Leer Artículo Completo