Por qué tenemos que cambiar de champú según la estación del año

Por qué tenemos que cambiar de champú según la estación del año

De la misma manera que en verano utilizamos fórmulas hidratantes más ligeras y hacemos uso de sprays y brumas, y cuando llega el invierno apostamos por mascarillas reparadoras para el rostro y cremas con un plus de hidratación, ¿por qué no hacemos lo mismo con el pelo? Es habitual utilizar el mismo champú durante los 12 meses del año, pero no es precisamente lo más acertado.

El pelo no requiere el mismo cuidado si se tiene que enfrentar al frío propio del invierno, las calefacciones y la lluvia que, por el contrario, al sol, la humedad de las zonas de playa y los baños con agua de sal. “El cambio de champú y acondicionador es muy importante dependiendo la época del año. Es un error utilizar siempre el mismo y de ahí que los tamaños de venta sean de 250 o 300ml. Lo adecuado es observar que necesita nuestro cabello en cada momento, si protección, volumen, nutrición, elasticidad, hidratación… “, explica Sonia Atanes, directora del salón de taninoplastia SAHB en el Paseo de la Castellana de Madrid.

Pero, ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de escoger el champú más adecuado según la estación del año? Es fundamental fijarse en los ingredientes con que está formulado el producto y los beneficios que aporta a nuestro cabello. “En invierno, los tratamientos antiestáticos y protectores térmicos son lo mejor, ya que no solo nos protegen de las herramientas térmicas, también de los cambios de temperatura. En primavera, tratamientos de células madre o fortalecedores para revivirlos”, explica la experta.

“En verano, es preferible optar por tratamientos nutritivos y protectores solares para prevenir los estragos del sol. Y en otoño, recomiendo nutrición capilar post verano y anticaída para preparar el cabello para el invierno. Si en cualquier momento del año notamos cualquier anomalía, hay que hacer un diagnostico más profundo para tratar el cabello de forma más personalizada”, concluye Sonia Atanes.

Champús para el invierno






Fuente: Leer Artículo Completo