Si quieres lucir unos rizos perfectos, definidos y sin encrespamiento, esto es lo que no debes hacer nunca cuando te lavas, desenredas o peinas tu pelo

Si quieres lucir unos rizos perfectos, definidos y sin encrespamiento, esto es lo que no debes hacer nunca cuando te lavas, desenredas o peinas tu pelo

Aunque no lo parezca, el pelo rizado es bastante difícil de cuidar. Conseguir que tenga volumen sin parecer demasiado despeinado, que los rizos estén definidos sin lucir esos antiestéticos pelitos que aparecen alrededor de ellos y que toda la melena no esté encrespada puede resultar ser una tarea muy complicada. Por suerte, el mercado cosmético por fin ha dejado de darle la espalda al cabello rizado y cada vez hay más productos específicos para sacarle el máximo partido y cortes a la última para presumir de ondas naturales. Además, a continuación también tienes algunos tips que te ayudarán a dejar de cometer algunos errores comunes.

Uno de los errores más comunes que cometen las mujeres que tienen el pelo rizado es cepillarlo o desenredar después de la ducha, gesto que hace que los rizos se vuelvan más rebeldes y difíciles de trabajar. Lo recomendable es hacer esto mientras se tiene puesto el acondicionador y, una vez se ha aclarado la melena no volver a peinarse.

Y si quieres una melena con extra de volumen en las raíces, también tendrás que esmerarte en el aclarado final, en el que tendrás que poner la cabeza boca abajo. De esta manera evitarás que tus bucles se queden planos y con falta de volumen en la parte de las raíces, debido a la presión que ejerce el agua de la ducha. Cuando cierres el grifo envuelve tu melena en una toalla o turbante de microfibra sin levantar la cabeza y alucinarás con el volumen extra.

Después, no dejes que tu cabello se seque demasiado antes de aplicarte los productos de styling o corres el riesgo de que el pelo presente algo de frizz, sino que es mejor que retires la toalla transcurridos unos tres minutos y apliques tus productos de styling mientras aún esté húmedo. Y un truco para no ‘romper’ los rizos durante ese momento es aplicar los cosméticos capilares con la palma de la mano, teniendo cuidado de que los dedos estén bien cerrados, en vez de dejando que el pelo se deslice entre ellos.

Fuente: Leer Artículo Completo