Si quieres tener un pelo con brillo, volumen y densidad necesitas ir a la pelu para hacerte un facial en el cuero cabelludo

Si quieres tener un pelo con brillo, volumen y densidad necesitas ir a la pelu para hacerte un facial en el cuero cabelludo

Tener un cuero cabelludo sano es sinónimo de una melena con brillo, volumen y densidad. Y, al igual que ocurre con la piel, su limpieza y exfoliación son los dos pilares fundamentales para eliminar las células muertas, impurezas y exceso de productos. Por suerte, cada vez hay en el mercado más productos específicos para su cuidado, como los exfoliantes y otros cosméticos capilares que se aplican antes de lavarse la cabeza. Aunque a veces estos no son suficientes y hay que acompañarlos de un tratamiento específico en la peluquería que lo deje sano y bonito: un facial de cuero cabelludo.

“Un cuero cabelludo limpio y saludable es importante para garantizar la salud y el crecimiento del cabello en el futuro”, afirma el peluquero Kevin Murphy, cuya línea Scalp cuenta con un tratamiento que nutre el cuero cabelludo para devolverle la salud, un exfoliante que elimina suavemente las impurezas sin prescindir de los aceites naturales y una solución calmante que purifica cuero cabelludo. Suciedad, grasa, sudor y contaminantes pueden obstruir el cuero cabelludo reduciendo gravemente la capacidad de crecimiento de un pelo saludable; por eso es importante que, tal y como haces con la piel de tu cara y cuerpo, exfolies tu cabeza una vez a la semana.

Además, si completas estos mimos con una limpieza profunda en tu salón de peluquería una vez al mes, tu cuero cabelludo estará equilibrado y tu melena estará totalmente revitalizada, con un brillo y elasticidad renovadas gracias al facial para cuero cabelludo. “Este servicio detoxifica y revitaliza liberando la piel y el pelo de impurezas, facilitando el desprendimiento de células muertas del cuero cabelludo”, explica Omar El Gharbawy, director del salón Studio C. Además, también controla el exceso de sebo, las descamación y la caspa, ya que destapa los folículos obstruidos o taponados, y estimula la circulación sanguínea para promover el crecimiento. Tras él sentirás las raíces más ligeras y notarás el cabello más limpio y brillante.

Tras el diagnóstico tu peluquero te aplicará un exfoliante específico para tu cuero cabelludo, dependiendo de si este es graso o seco, que masajeará enérgicamente para eliminare todas las impurezas –este producto quita hasta tres veces más partículas de contaminación que el champú clásico– y lo dejará actuar unos minutos mientras te realiza un placentero masaje. Tras aclarar bien el producto usará la hidratación más adecuada para tu tipo de cabello, la dejará actuar el tiempo necesario y aclarará con abundante agua antes de proceder al peinado. Al terminar tu melena estará fresca, con un extra de brillo y volumen.

Fuente: Leer Artículo Completo