Sigue la dieta de la piña con este efectivo menú semanal

Sigue la dieta de la piña con este efectivo menú semanal

Menú semanal y piña. Dos conceptos que pueden conseguir cambios en tu dieta en apenas una semana. Incluir la piña en tus platos y hacerlo de formas diferentes, originales, sanas y ricas es una buena idea para deshacerte de la hinchazón, la retención de líquidos y de algunos kilos de más, pero también es todo un reto. Por eso hemos creado un menú semanal protagonizado de principio a fin por este ingrediente diurético: la piña

¿Sabías que también es un valioso ingrediente en cosmética? Te vamos a dar razones para que la piña tenga un lugar especial en tus menús semanales. Del desayuno, a la comida y la cena.

Propiedades de la piña

La piña es una fruta tropical que cuenta con numerosos beneficios para nuestro organismo. La piña tiene una legión de seguidores pero si eres de los pocos a los que todavía les cuesta encontrar una razón para comer piña y un modo de comerla, ¡estás en el lugar adecuado! Empecemos por las razones que convencerán de comer más piña:

Ahora que te hemos contado todo los bueno que aporta incluir la piña en tu dita, te damos 28 formas diferentes de comer piña tanto en el desayuno, en la comida, en la merienda y en la cena. Tú eliges las que más te gusten… Y si te da pereza pelarla y cortarla, ¡hazte con un cortador de piña que te hará la vida más fácil!

Menú semanal – Dieta con piña

Día 1 – Lunes

Desayuno

Piña en su jugo, yogurt desnatado y café o infusión.

Comida

Pollo asado con guarnición de piña y verduras.

Merienda

Smoothie de piña y mango. ¡Puedes convertirlo en un rico helado!

Cena

Salmón y piña al horno.

Día 2 – Martes

Desayuno

Smoothie de piña y pan de centeno con pavo y aguacate. Te dará energía para toda la jornada además de un efecto saciante total.

Comida

Tacos al pastor con piña.

Merienda

Piña en su jugo natural.

Cena

Salteado de judías verdes, piña y gambas.

Día 3 – Miércoles

Desayuno

Yogurt con toppings de piña y café o infusión. ¿Te habías planteado cambiar el clásico café y tostada por un desayuno diferente? Esta versión te convencerá.

Comida

Tallarines de calabacín salteados con pollo y piña .

Merienda

Mousse de piña, te contamos cómo prepararla siguiendo la receta de Delicious Martha.

Cena

Tortilla francesa de dos claras y un par de rodajas de piña.

Día 4 – Jueves

Desayuno

Porridge de avena y dos rodajas de piña. Aprende a que tus copos de avena estén más ricos que nunca.

Comida

Ensalada de garbanzos, espinacas, tomate y rodajas de piña a la plancha.

Merienda

Polos de piña. Prepara un zumo de piña, viértelo en los moldes y ¡al congelador! Si tienes hielo picado puedes prepararte un granizado. ¿Suena bien verdad?

Cena

Toffu salteado con piña, jengibre y verduras.

Día 5 – Viernes

Desayuno

Bizcocho de piña.

Comida

Bowl de quinoa, piña y atún.

Merienda

Rodajas de piña y queso fresco.

Cena

Pizza hawaiana (con piña) con base de atún.

Día 6 – Sábado

Desayuno

Yogurt con toppings de piña deshidratada.

Comida

Bao de pollo desmenuzado con chipotle y piña.

Merienda

Smoothie de piña.

Cena

Brochetas de Heura, tomates cherry y piña. Una receta veggie perfecta para una cena saludable.

Dia 7 – Domingo

Desayuno

Porridge de avena y dos rodajas de piña.

Comida

Sopa de piña, mijo y coliflor.

Merienda

Cookies de avena y piña.

Cena

Brocheta de langostinos con piña.

Recuerda que esto son simplemente ideas de platos saludables, no una dieta para perder peso. En este caso es aconsejable acudir a un nutricionista para que elabore un plan de alimentación que se adapte a las necesidades de cada persona. Centrarse solo en un alimento puede hacer que nos olvidemos de otros muy interesantes a nivel nutricional. Por eso la variedad y el equilibrio es la clave.

Vía: Women’s Health ES

Fuente: Leer Artículo Completo