Todos los trucos de belleza que Tamara Falcó ha aprendido de su madre, Isabel Preysler, para rejuvenecer 10 años que hemos visto en Instagram

Todos los trucos de belleza que Tamara Falcó ha aprendido de su madre, Isabel Preysler, para rejuvenecer 10 años que hemos visto en Instagram

‘De tal palo, tal astilla’, escribía Pereda sobre la herencia genética novelada a la que hoy podemos poner nombres y apellidos. Tamara Falcó e Isabel Preysler, comparten sangre, vínculo familiar, la ropa que quita años y los trucos de belleza más rejuvenecedores que la joven colaboradora de televisión, diseñadora e influencer ha aprendido de un icono referente como es su madre.

No hace falta ir más lejos que a Instagram para corroborar que el hábito hace al maestro y que el maestro hace al alumno. Tamara Falcó es la viva imagen de la ‘Reina de corazones’ y su look beauty lo demuestra. ¿Qué trucos de belleza ha aprendido de su madre para rejuvenecer 10 años? ¿Cómo ha conseguido ser la digna sucesora de la Preysler y eclipsar a su hermana Ana Boyer?

Pasamos al maquillaje y aunque no sepamos si le ha copiado a su madre algún colorete o algún delineador concreto, sí sabemos que también prefiere el menos es más a la hora de crear un look de belleza natural y rejuvenecedor. Piel jugosa, lisa e hidratada, iluminador estratégico, mirada abierta con sombras de ojos en marrón o gris, eyeliner, un toque de máscara de pestañas, labios nude brillantes o satinados… Sin duda podrían estar utilizando el mismo neceser.

https://www.instagram.com/p/CGmnktdj25b/

Una publicación compartida de Tamara Falcó (@tamara_falco)

Seguimos con el aroma que madre e hija comparten. Un perfume floral que huele de maravilla y que no falta entre las fragancias imprescindibles de ambas. Izia de Sisley tiene un carácter suave y empolvado que no se olvida y que puede hablar mucho de la personalidad de quien lo lleva. Tienen un fondo amaderado y envolvente a base de ámbar, cedro y almizcle. En su salida destacan los toques de bergamota, pimienta rosa y aldehídos. Su corazón es de rosa, notas florales y angélica.

Terminamos con los los retoques estéticos más invisibles y silenciosos. Es un hecho que, aunque Isabel Preysler no lo haya confirmado, se ha hecho de todo para congelar los signos de la edad en su rostro además de llevar una rutina de belleza perfecta.

Tamara podría estar siguiendo sus pasos porque su rostro ha cambiado con el paso de los años pero de una forma muy sutil y progresiva. Eso sí, la colaboradora de televisión se habría hecho los tratamientos estéticos menos invasivos para rejuvenecer las líneas de expresión. Por ejemplo, con ácido hialurónico. Sí, Tamara cada día se parece más a su madre…

Fuente: Leer Artículo Completo