Zumo detox: probamos si funcionan

Zumo detox: probamos si funcionan

Nuestro cuerpo está en constante cambio y esto algo de lo que tenemos que ser conscientes. Un día tienes el abdomen plano y al día siguiente te despiertas con la tripa inflada como un globo. Las causas de la hinchazón abdominal son muy diversas, desde que está a punto de bajarte la regla, has comido algo que no te ha sentado del todo bien, es el resultado de una época de nervios…

En mi caso convivo con la hinchazón abdominal más de lo que debería, ya que tengo intolerancia a la lactosa pero no me he planteado renunciar al queso, una de mis cosas favoritas en este mundo. Pero luego sufro las consecuencias. Por esto me decidí a adentrarme en el mundo de los zumos detox, que prometen quitarte de encima esa sensación de pesadez y esa ‘barriga’ que no te pertenece en cuestión de días.

Receta de zumo detox para la hinchazón abdominal

Evidentemente no creo en este milagro, pero combinados con una dieta adecuada y haciendo ejercicio de forma regular podría tener una oportunidad. La receta que probé fue la siguiente:

A lo mejor de primeras el plátano no te suena que sea muy ‘detox’ pero esta mezcla necesita un endulzante y, dado que esta iba a ser mi primera ingesta del día, también necesitaba que tuviera algo de consistencia.

Dieta detox para la hinchazón abdominal

Que fuera a probar la eficacia de estos zumos no quería decir que pudiera darme un atracón de queso, darle un sorbo al batido verde y aquí no ha pasado nada. Durante esta semana reduje, hasta lo que pude, mi consumo de lácteos, y los que tomaba lo hacía sin lactosa. No eliminé las legumbres de mi dieta, pero es cierto que las limité.

También me tomé tiempo para escuchar a mi cuerpo y comer las cantidades que realmente me pedía. Normalmente sigo el método del plato a la hora de hacer mis comidas, y esta semana lo tuve mucho más presente. Es cierto que no hice muchos más cambios en mi dieta, comí carne, verdura, fruta, pasta, incluso algún día tomé yogur (que recordemos que no me sienta muy allá) y tampoco renuncié a tomarme algún trozo de bizcocho de chocolate que hicimos el fin de semana mi novio y yo.

Ejercicio para la hinchazón abdominal

Pese a que hay ejercicios más indicados para la hinchazón abdominal, como puede ser el cardio, los hipopresivos o el yoga, yo decidí mantener mi entrenamiento habitual: tres días de boxeo (aquí va el cardio incluido) y una caminata de 3 horas por Madrid el domingo por la mañana, que hacía buen tiempo.

Decidí mantener mi entrenamiento habitual ya que es a lo que a mi cuerpo está acostumbrado y que cualquier actividad física ayuda en este caso.

Zumo detox: ¿funciona?

No lo he mencionado antes, soy de esas que no funcionan sin un café nada más levantarme y este fue al primer reto que tuve que enfrentarme. ¿Pude hacerlo? Sí, y me costó menos de lo que esperaba. El zumo está rico, refresca y me espabilaba bastante.

Los dos primeros días a penas noté cambios, dependiendo de la hora del día mi barriga estaba más o menos hinchada, pero la sensación de pesadez permanecía. El tercer día la cosa comenzó a mejorar, y así fue progresivamente hasta el domingo, que me notaba ligera como una pluma.

Cabe destacar que la causa de mi hinchazón abdominal era el resultado de una temporada de abuso de queso y un poco de estrés. No tenía nada que ver con una señal de que la regla estaba próxima ni de que tenía problemas para ir al baño. Entonces, ¿funciona? A mi me funcionó esta fórmula, en la que la dieta y el ejercicio tenían mucho protagonismo. A ciencia cierta no sé qué porcentaje de éxito hay que atribuirle al zumo pero oye, estaba muy bueno. Y sí, evidentemente he vuelto al café, todavía no existe el zumo milagroso que me haga renunciar a esto.

Vía: Women’s Health ES

Fuente: Leer Artículo Completo