5 recetas de alcachofas fáciles y deliciosas

5 recetas de alcachofas fáciles y deliciosas

  • Descubre todos los beneficios de la quinoa con estas deliciosas recetas.
  • 10 recetas con aguacate para disfrutar de todos sus beneficio.

    La alcachofa es una verdura que tiene tantos amantes como detractores, aunque estamos seguros de que después de conocer todas sus propiedades y las deliciosas recetas que puedes crear con ella, se sumará algún fan más. Esta verdura favorece el tránsito intestinal por su alto contenido en fibra, previene la aparición de accidentes coronarios, ayudan a reducir los niveles del colesterol y es un potente diurético, al igual que el calabacín (comprueba con estas recetas de calabacín sus muchas propiedades).

    Estamos en plena temporada de alcachofa y por eso es el momento de preparar exquisitos platos con esta verdura como ingrediente principal. Si estás cansada de cocinar las alcachofas siempre de la misma manera (al horno o rehogadas) y de recibir siempre la misma mirada de fastidio de los tuyos, has llegado al sitio adecuado. Te proponemos cinco maneras diferentes, originales, sencillas y muy ricas de preparar las alcachofas. Con mejillones, en ensalada o con pasta… ¡Descubre la versatilidad de esta verdura!

    Quizá lo que más pereza nos da a la hora de preparar alcachofas es tener que limpiarlas, aunque depende de la forma en la que vayas a cocinarlas necesitarás quitar más hojas o menos. Ve cortando hasta que aparezcan las hojas más tiernas, que son las van cambiando de color verde a amarillento. Limpia la base, corta el tallo y también corta la parte superior, con un solo corte. Un consejo: no olvides ponerte unos guantes porque las alcachofas se oxidan rápidamente y esa misma sustancia negra manchará nuestras manos (si no te gusta cocinar con guantes, una gotitas de limón quitará las manchas).

    Echa un ojo con atención a estas recetas de alcachofas porque estamos seguros de que habrá alguna que triunfará en tu mesa y volverán a pedírtela una y otra vez. Así tu familia y tú os aprovecharéis de las alcachofas y sus grandes propiedades depurativas. Son ideales para las cenas, y también te proponemos otras recetas de cenas ligeras.

    Mejillones de roca con crema de alcachofa

    Ingredientes: 300 g de mejillones frescos, 500 g de alcachofas, 1 cebolla,1 puerro,1 diente de ajo,15 g de mantequilla,aceite de oliva, 5 dl de caldo de verdura, 0,5 dl de vino blanco, 1 cucharada de vinagre balsámico de Módena, tomillo fresco, sal y pimienta.

    Pasos

    Limpia los mejillones quitando las barbas. Ponlos en una vaporera cinco minutos o hasta que estén abiertos. Retira de la vaporera, recupera el líquido de los mejillones y cuélalo.

    Pela y pica la cebolla, el puerro y el ajo. Limpia y corta las alcachofas. Pon una cazuela al fuego con dos cucharadas de aceite y la mantequilla. Añade las verduras y cocina a fuego lento durante siete minutos.

    Añade el vino, el líquido de los mejillones, el caldo de verduras, el vinagre balsámico y un poco de sal y pimienta. Deja cocer diez minutos, retira y pasa por la batidora hasta obtener una crema ligera. Sirve todo con tomillo.

    Las propiedades detox de la alcachofa

    Como ya te hemos contado, la alcachofa tiene un poder desintoxicante y depurativas impresionante y existen recetas que potencian estas propiedades. Combínala con otras verduras como zanahorias y tomates o elabora un original flan de alcachofa, jamón y queso.

    Tortigloni con alcachofas

    Ingredientes: 350 g de tortiglioni,4 alcachofas,2 dientes de ajo,1 guindilla verde, 4 cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta.

    Pasos

    Pon una olla con abundante agua al fuego. Mientras cuece, limpia las alcachofas y corta por la mitad a lo largo. Cuando el agua esté hirviendo, añade las alcachofas y mantén dos minutos. Retira y escurre. Reserva el agua de cocción.

    Cuece la pasta en ese agua, escurre. Pela y pica los dientes de ajo. Corta en aros la guindilla. Saltea ambos con las alcachofas. Añade los tortiglioni y rehoga un minuto para mezclar los sabores.

    Ensalada de espárragos con salsa de alcachofa

    Ingredientes: 1 manojo de espárragos verdes , 1 lata de corazones de alcachofas,1 dl de caldo de verdura, zumo de 1 limón, 1 cucharada de mostazaal gusto,1 cucharada de miel, tomillo fresco, aceite de girasol, sal y pimienta.

    Pasos

    Pon una olla con dos litros de agua al fuego y limpia los espárragos cortando la base dura. Cuando el agua esté hirviendo, pon los espárragos hasta que queden al dente. Reserva.

    Escurre las alcachofas y lamina cuatro. Pica el resto. Dora las láminas de alcachofa en aceite y escurre. Reserva. En la misma sartén pocha cinco minutos el resto de las alcachofas.

    Añade a la sartén el zumo, miel, mostaza, el caldo y salpimenta. Cuece hasta que se reduzca y entonces, bátelo. Sirve los espárragos con las alcachofas, la salsa y tomillo.

    Alcachofas con almejas

    Ingredientes: 15 alcachofas, 1/2 k de almejas, 30 g de harina, 2 dl de cava, 1 diente de ajo, 1 limón, perejil y sal.

    Pasos

    Limpia las alcachofas quitando las hojas exteriores, la punta y el rabo. Trocéalas en cuartos y exprime un poco de limón por encima para que no se oxiden. Pon la almejas en un cuenco con agua fría y bastante sal para que suelten la arenilla.

    Pon las alcachofas en una cazuela al fuego con agua y un poco de sal. Cuece a fuego medio hasta que estén tiernas, lo que te llevará unos quince minutos,dependiendo del tamaño. Una vez en su punto, retira y reserva.

    Pela y pica el diente de ajo.Saltea el ajo picado en una sartén y añade la harina. Remueve y añade las almejas escurridas. Después añade el cava y deja al fuego hasta que las almejas se abran. Finalmente, Incorpora las alcachofas a la sartén y deja al fuego para que se mezclen los sabores. Espolvorea con perejil y sirve.

    Alcachofas romanas con vinagreta de verduras

    Ingredientes: 4 alcachofas, 1 limón,1/2 pimiento rojo,1/2 calabacín,1/2 cebolla, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta.

    Pasos

    Pon una olla al fuego con las alcachofas enteras sin limpiar. Cubre con agua y añade dos rodajas de limón. Cuece a fuego medio quince minutos. Retira y deja escurrir las alcachofas. Ya frías, quita las hojas exteriores, ábrelas y sala.

    Pon una sartén al fuego con un poco de aceite y las alcachofas boca abajo. Mantén hasta que se doren. Retira y reserva.

    Pica fino el pimiento, el calabacín sin pelar y la cebolla. Pon en un bol cinco cucharadas de aceite, el zumo de medio limón y las verduras picadas. Remueve. Sirve las alcachofas con la vinagreta.

    Fuente: Leer Artículo Completo