¡Alerta [email protected]! Con estas almohadas te será mucho más fácil dormir fresco en verano

¡Alerta caluros@! Con estas almohadas te será mucho más fácil dormir fresco en verano

  • Cómo dormir mejor cuando hace mucho calor
  • 10 rincones de ensueño para dormir la siesta

El verano, en mi opinión, es la mejor estación del año. Es una época en la que vivimos más pero pensamos menos. Sin embargo siempre es la elegida para hacer el balance anual y tomar decisiones que nos hagan dar al botón de “restart” para cambiar de rumbo en busca de nuevos objetivos.

Y aunque en general aprovechemos más el tiempo y carguemos con él las pilas, las noches a veces son un auténtico calvario. Conciliar el sueño es una de las tareas más complicadas cuando los termómetros marcan altas temperarturas y, si en invierno son los pensamientos los que nos atormentan el sueño, en verano no es otra cosa más sencilla que el calor. (¡Qué maravilla, si lo pensamos!) Un problema de fácil solución ya que existen infinidad de opciones que están al alcance de la mano. Una de ellas es la que hoy queremos enseñarte: las almohadas pensadas para el verano; existen diferentes modelos desde tejidos ultra transpirables hasta fundas de gel que puedes meter en la nevera para enfriar para entregarte a los brazos de Morfeo sin un suspiro de más.

¿Fácil, no? Te dejamos una selección con las 5 mejores que hemos encontrado. ¡Dulces sueños!

Este modelo cuenta con la ventaja de ayudar a regular la temperatura y a disipar el calor, favoreciendo la circulación del aire durante toda la noche.

Este modelo destaca por su comodidad. Tiene un tacto súper suave y un tejido catalogado como ultra transpirable. 

Si eres de los que no quiere renunciar a su almohada de siempre, puedes optar por este método rápido y muy refrescante. Un almohadón de gel que deberás meter en la nevera durante al menos tres horas para posteriormente colocarlo bajo la funda de tu almohada. La noche 100% fresca la tendrás asegurada.  

Esta almohada viene con el núcleo viscoelástico que incorpora una placa de gel para conseguir el efecto refrescante. En invierno se recomienda usar la parte que no tiene la placa de gel. Es óptima para dormir de lado y boca arriba.

Este otro modelo también cuenta con un gel disipador del calor en un lado, y una funda suave y transpirable que te ayuda a despejar el calor de cuerpo y mantener tu cabeza y cuello secos y cómodos.

Para dormir en invierno tan solo tendrás que darle la vuelta y dormir con la cabeza apoyada en el otro lado. 

Vía: Micasa ES

Fuente: Leer Artículo Completo