Así es Vicky Luengo, la actriz mallorquina que da la réplica a los Antidisturbios de Sorogoyen

Así es Vicky Luengo, la actriz mallorquina que da la réplica a los Antidisturbios de Sorogoyen

Dicen que es la serie del año –con permiso de Patria y Veneno–. Todo son alabanzas para Antidisturbios, ficción dirigida por Rodrigo Sorogoyen e Isabel Peña, que ha conseguido estar en boca de todos desde su estreno el pasado 16 de octubre. Con un reparto mayoritariamente masculino en el que destacan por sus interpretaciones ‘los Lobos’ (Raúl Arévalo, Álex García, Hovik Keuchkerian, Roberto Álamo, Raúl Prieto y Patrick Criado), el personaje de Laia Urquijo, a la que da vida Vicky Luengo, ha generado decenas de comentarios y críticas positivas para la actriz porque desde la primera escena (esa partida de Trivial inicial que deja claro cómo es esa inspectora de asuntos internos de la policía), te atrapa y no te deja levantarte del sofá para ver los seis capítulos de una sentada.

Empezó en teatro musical

Para muchos, Vicky Luengo ha resultado toda una sorpresa al verla en la serie de Movistar, pero lo cierto es que esta actriz mallorquina lleva prácticamente desde que era una niña subida a un escenario. Nació en Palma de Mallorca hace 30 años (en abril celebraba su cumpleaños confinada en su casa de Barcelona, ciudad en la que se crio) y tuvo clarísimo desde niña que lo suyo iba a ser el mundo de la interpretación. Con seis años vio un cartel en el colegio de una función infantil y ahí dijo eso de “mamá, quiero ser artista”.

Con solo 10 años, Vicky pidió a su madre, Rosa, que la apuntara a una escuela de teatro musical y todos los sábados dedicaba cuatro horas por la mañana a aprender algunos de los secretos de la que después se convertiría en su profesión. Además, durante la semana, la niña también iba a clases extraescolares de teatro en el colegio y participaba en algunas obras junto a sus compañeros.

View this post on Instagram

🌄

A post shared by Vicky Luengo (@vickyluengo) on

🌄

A post shared byVicky Luengo (@vickyluengo) on

Con apenas 14 años, siendo aún una adolescente, Luengo consiguió su primer papel en una obra de teatro profesional y ahí se dio cuenta de que la adrenalina y los nervios al subirse al escenario eran lo que más le gustaba en la vida. Fue en una obra infantil musical en Barcelona, ciudad que se ha convertido en su punto de referencia vital y profesional (y donde estudió interpretación, danza y canto en la Escuela Memory). "En ese momento me dije que nunca haría otra cosa que no fuese ser actriz", explicaba Vicky en una entrevista en EFE.

Abierta, sonriente y extrovertida (esto le sirvió para participar de 2005 a 2008 también en El Club Super 3, programa infantil emitido en Televisión de Cataluña que hizo además representaciones teatrales musicales y en el que también intervino una jovencísima Anna Castillo), la joven asegura que siempre está en constante cambio a través de las experiencias que su profesión le ha hecho vivir a lo largo de estos más de 15 años de trayectoria que ya lleva en su mochila a pesar de su juventud.

View this post on Instagram

La mia mamma

A post shared by Vicky Luengo (@vickyluengo) on

La mia mamma

A post shared byVicky Luengo (@vickyluengo) on

Su madre, su mayor fan

"Siento un profundo amor por mi profesión y por eso no dudé en dedicarme a ello", añadía la actriz, que desde entonces no ha dejado de encadenar proyectos teatrales, televisivos y cinematográficos con paso firme. Pero hubo un día en el que se dio cuenta de había logrado su gran sueño: ser actriz. Fue en 2013, Vicky formó parte del elenco de Una historia catalana, obra que se representó en el Teatro Nacional de Cataluña y ahí algo hizo click en su cabeza para siempre por algo más emotivo y menos racional. “No fue por un tema económico. Se acabó la función y vi a mi madre de pie aplaudiendo desde la platea del teatro. Ese día me dije “Lo he conseguido, soy actriz’", explicaba emocionada en EFE.

Y es que su madre siempre ha sido su gran apoyo, la mujer que la ha dejado ser libre para luchar por su vocación y que desde el principio tuvo fe en su hija para que peleara por su sueño. A ella se une también su hermano Juanjo, al que Vicky está muy unida, y que además le ha dado a su sobrino, por el que siente adoración.

https://www.instagram.com/p/B4-lVjvC8U6/

Qué bien sienta un festival de cine al lado del mar.

A post shared byVicky Luengo (@vickyluengo) on

En la carrera de Luengo hay ya más de 15 obras de teatro y su primer rodaje en televisión fue como extra en la tv movie Rumors en 2006, donde daba vida a una adolescente, y de ahí dio el salto a la mítica Hospital Central, en Telecinco, con un papel capitular tres años más tarde. En 2010 le llegaba la gran oportunidad al convertirse en una de las protagonistas de la serie La pecera de Eva, que fue cantera de jóvenes actores de la generación de Vicky como Joel Bosqued o Aura Garrido. La actriz interpretó durante 36 capítulos a Ari, una de las alumnas que iba a la consulta psicológica de Alexandra Jiménez. “No pienso en un medio o un género, pienso más en que me llegue un personaje que cuente algo que me interese. Busco guiones que hagan que se me mueva algo dentro y poder decir: “Quiero que de mi boca salgan estas palabras”, ha dicho.

Después participó en la fallida Homicidios (2011), fue una de las protagonistas durante cinco años en La Riera, participó en El don de Alba y ya el año pasado se metía en la piel de Raquel en Secretos de Estado (2019) durante 13 episodios. En el cine se estrenaba en 2009 con la cinta 350 Horas y en Carmen, una película francesa que, según ha explicado, tiene guardada “en una cajita de oro” porque supuso un reto vital para ella increíble y terminó siendo otra persona. No hablaba nada de francés y en dos semanas se preparó con un profesor de ese idioma durante ocho horas cada día para poder presentarse al casting. Y la cogieron. En 2014 recibió el premio a Mejor Actriz en el New York City International Film Festival por Born, una cinta que muestra la vida de los vecinos del barrio de El Born en la Barcelona del siglo XVIII durante el asedio de las tropas borbónicas de 1714.

Se está terminando el rodaje de #Antidisturbios. Qué afortunada me siento y qué pocas palabras encuentro para expresar lo que ha significado todo esto para mí. He estado rodeada de los y las mejores, delante y detrás de las cámaras. Foto de familia que he decidido usar para desearos felices fiestas y feliz todo en general.

A post shared byVicky Luengo (@vickyluengo) on

2020, su gran año

Sin duda, a pesar del parón que ha tenido que hacer como la gran mayoría de actores durante los últimos meses, 2020 ha sido el mejor año de Vicky Luengo a nivel profesional. En febrero se estrenó en Estados Unidos I’m Being Me (todavía sin fecha en España) y poco después Hogar (en Netflix), en la que trabaja con Javier Gutiérrez y Mario Casas. Hace unas semanas estrenaba Madres, ficción que se ha emitido en Amazon Prime y ahora en Telecinco, donde comparte pantalla con grandes actrices como Belén Rueda o Carmen Ruiz.

Además, todo apunta a que su participación en Antidisturbios le proporcionará más de un premio en la temporada que está por llegar. "Laia es una mujer con mucha ambición, pero con mucha ambición positiva. A veces se relaciona con algo negativo y cuando la ambición sirve para que uno crezca a nivel profesional, sin pisar a nadie, es algo muy bueno", comentaba la mallorquina sobre su personaje, para el que se ha preparado a conciencia tanto física como mentalmente.

"Leí muchos libros, sobre todo un ensayo de Jorge Cabezas que se llama Asuntos Internos, para poder entender un poco cómo funciona de verdad el protocolo y el día a día de la gente que trabaja en esta unidad. Hice preparación física, que nos pusieron en la propia serie, con un entrenador personal y luego como más lo preparé fue a través de hablar con alguien que trabajaba en Asuntos Internos. Nos sirvió mucho para eliminar muchísimos prejuicios que tenemos sobre lo que hemos visto en las series", aclaraba la actriz a la que le hubiera gustado verse en el papel de Gena Rowlands en Una mujer bajo la influencia (1974) de John Cassavetes y a la que el año próximo podremos ver en Chavalas, con Cristina Plazas, Ana Fernández y Elisabet Casanovas.

Es el cumpleaños de una de mis personas favoritas del mundo entero.

A post shared byVicky Luengo (@vickyluengo) on

Amigos del mundillo y su tierra natal

La isla de Mallorca es el lugar en el que Vicky Luego se perdería siempre huyendo del estrés diario del trabajo y las grandes ciudades. Siempre que puede se escapa a su ciudad natal para disfrutar del mar y la naturaleza en compañía de una de sus mejores amigas, la también actriz Susana Abaitua, a la que conoció durante el rodaje de La Pecera de Eva y con la que ha pasado algunas temporadas en Barcelona. A Abaitua podemos verla ahora en otra de las series más alabadas de los últimos meses, Patria, basada en el best seller de Fernando Aramburu. Otros de los grandes amigos de la balear son los también actores Ricardo Gómez (Cuéntame) y Alfonso Bassave, con el que ha trabajado en Antidisturbios.

“Principiantes o De qué hablamos cuando hablamos de amor.”O una troupe capitaneada por Andrés Lima.O ensayar mientras se habla del amor. O intentar entender qué es amar. O amar y ya.

A post shared byVicky Luengo (@vickyluengo) on

Vicky empezó a estudiar Publicidad y Relaciones Públicas con 18 años, pero cuando le fue saliendo trabajo como actriz lo dejó aparcado. Le apasiona bailar –de hecho estudió ocho años de claqué y lo dejó por una lesión en la rodilla–, la música (no se pierde el Mad Cool Festival), pasear por la sierra madrileña y patinar. Entre sus actores y actrices favoritos se encuentran Meryl Streep, Candela Peña o Christian Bale, y si tuviera que elegir un director soñado para trabajar se quedaría con Alejandro Amenábar y Christopher Nolan.

Fuente: Leer Artículo Completo